Trabajadores de la Unidad regional de Culturas Populares en Puebla realizaron una  manifestación en rechazo a la Ley General de Cultura que calificaron de privatizadora del patrimonio cultural de los mexicanos.

En una protesta pacífica que incluyó carteles y pancartas colocadas en sus lugares de trabajo también demandaron que no se descentralicen las unidades regionales como la de Puebla.

Así, trabajadores de Puebla se unieron a la demanda de los trabajadores del Sindicato Nacional Democrático de los Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) en el país contra la recién promulgada Ley General de Cultura, una iniciativa coordinada por la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados de la LXIII.

En el artículo 39 de la Ley General de Cultura, que aún  no se ha publicado en el Diario Oficial de la Federación, se tiende a la privatización de los bienes y el patrimonio histórico-culturales de la nación, señalaron los trabajadores.

El artículo dice:  "La Secretaría de Cultura, en coordinación con las dependencias y entidades de la administración pública de los tres órdenes de gobierno competentes en la materia, promoverá y concertará con los sectores privado y social los convenios para la investigación, conservación, promoción, protección y desarrollo del patrimonio cultural."

La protesta también incluyó demandas de recategorización de plazas y de salario digno y suficiente. El Colegiado Nacional del SNDTSC apunta en el pliego petitorio su exigencia de igualar las  condiciones generales de trabajo con las del Instituto Nacional de Antropología e Historia,  incremento salarial  y pago y mejora en prestaciones.

“Estamos como trabajadores de apoyo o como personal técnico, manual o de apoyo. La labor del promotor cultural es una profesión no es sólo una cuestión técnica y, obvio, (demandamos) un aumento salarial en concordancia con nuestro trabajo y nuestra materia de trabajo”, dijo un trabajador a este medio.

En Puebla el presupuesto de cultura 2017 bajó 30 por ciento con respecto al año anterior. Actualmente el monto es 12 mil 428 millones de pesos cuando el presupuesto en 2016 fue de 15 mil 255 millones.

Los trabajadores contrastaron este reducido  presupuesto con el pago de intereses en el estado por la deuda pública en este 2017 por 568 mil 197 millones de pesos.