La empresa Aisin Seiki, fabricante de autopartes adelantó que si Toyota se va de México, tendrán que buscar otros mercados.

El diario norteamericano The Wall Street Journal publicó que si la automotriz japonesa Toyota cede a las presiones de Donald Trump y no instala una planta, arrastrará a la empresa Aisin Seiki.

Donald Trump amenazó a General Motors y a Toyota con aplicarles grandes cargas fiscales si continuaban construyendo automóviles en México.

Yasumori Ihara, presidente de la empresa Aisin Seiki, afirmó que si Toyota se marcha, tendrían que revalorar sus inversiones.

“Vamos a tener que repensar nuestra inversión si Toyota se retira” dijo.

La nota de The Wall Street Journal indica el director de la empresa Aisin Seiki reveló que y comenzaron construir la planta y que esperan comenzar a producir en 2018.

En su nueva planta ofrecerían partes que se construyen en Illinois.

Hasta el momento, la automotriz Toyota ha dicho que no va a cambiar sus planes y que esperará a que Donald Trump asuma el poder para ver la clase de políticas económicas que aplicará.

[relativa1]

[relativa2]

Crédito de la foto La Nación