Entre 2011 y 2016 la pobreza laboral y la informalidad en Puebla superaron el promedio nacional, mientras que el crecimiento económico fue menor al que registró el país y los empleos generados quedaron por debajo de la meta establecida, según revela un informe de la agrupación civil México ¿Cómo vamos?

El periodo de análisis corresponde al del sexenio del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, el cual concluye en febrero de 2017.

El organismo ciudadano cuenta con un observatorio económico el cual analiza los índices de crecimiento de las entidades federativas, a fin de identificar su desarrollo y rezago y cómo contribuyen a la mejora del país. Esta semana presentó resultados correspondientes al periodo del segundo trimestre de 2011 al mismo periodo de 2016.

Las variables que analiza el semáforo son: crecimiento económico, generación de empleo, productividad, deuda pública, informalidad y diversificación laboral, entre otras.

Es alta la pobreza laboral en Puebla

En el periodo de referencia el porcentaje de población con pobreza laboral en México ascendió al 41 por ciento, sin embargo en Puebla el indicador osciló entre el 49.9 y el 49.6 por ciento, es decir, superó el promedio nacional, lo que ubicó a la entidad en alerta roja.

Lo anterior significa que en el estado cinco de cada 10 personas no pueden adquirir los productos de la canasta básica con el ingreso laboral que tienen.

Los estados que se encuentran en color verde porque tienen índices de pobreza laboral menores a la media nacional son: Baja California, Sinaloa, Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas, Aguascalientes, Guanajuato, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Seis de cada 10 empleos son informales

El observatorio también analiza el índice de informalidad laboral de las entidades del país, que contempla al número de empleos que carecen de las prestaciones sociales establecidas en la ley.

En ese rubro Puebla pasó del 68.4 al 67.6 por ciento en el lapso mencionado, cifras que superaron la media nacional que fue del 52.5 por ciento.

Lo anterior implica que seis de cada 10 empleos en la entidad sean informales.

En cambio, 11 entidades tuvieron desempeños positivos, pues sus indicadores se ubicaron por debajo del promedio del país e incluso mejoraron, las cuales son: Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes y Quintana Roo.

Generación de empleo formal

En cuanto a la generación de empleos formales en Puebla, llega apenas al 32 por ciento de los necesarios y queda por debajo del 75 por ciento marcado como meta, la cual es de 15 mil 125 empleos por trimestre. Por ejemplo, durante los primeros tres meses de 2016 se registraron ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) 10 mil 115 puestos laborales.

Únicamente tres estados de México cumplieron con el 100 por ciento de su meta: Aguascalientes, Querétaro y la Ciudad de México.

Ante ese panorama, la productividad laboral de la entidad también se ubicó en color rojo, pues el promedio de pesos producidos por hora trabajada se ubicó entre 83 y 86 pesos en el primer trimestre de 2011 y el mismo periodo de 2016, cuando en el país fue de 139 pesos.

En Sonora el promedio fue de 156 a 166 pesos; en Coahuila de 178 a 191 pesos; en Tabasco de 231 a 246 pesos; en Nuevo León de 212 a 244 pesos y en la Ciudad de México de 260 a 294 pesos, por lo que estas demarcaciones se ubicaron en color verde.

Desarrollo menor al promedio nacional

El crecimiento económico que la entidad registró en los últimos cinco años se ubicó por debajo del promedio nacional, el cual fue del 2.8 por ciento, mientras en Puebla fue del 2.7 por ciento.

En contraste, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Quintana Roo se colocaron en semáforo verde, pues su crecimiento fue mayor al 4.5 por ciento.

Deuda pública

El único indicador que fue evaluado positivamente fue el de deuda pública directa, ya que las obligaciones financieras de la entidad –las cuales se estiman en 8 mil 600 millones de pesos– representaron del 2.1 al 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal.

Debe apuntarse que la deuda pública de la entidad no contempla compromisos financieros como los Proyectos de Prestación de Servicios (PSS), mediante los que se han construido el Museo Internacional Barroco (MIB) o el Centro Integral de Servicios (CIS), que representan pagos totales por 22 mil 554 millones de pesos, aproximadamente.

[Relativa1]

[Relativa2]