El Poder Legislativo local podría ejercer un presupuesto de 282 millones 673 mil 342 pesos, cantidad similar a la de 2016, que se divide entre el Congreso y la Auditoría Superior del Estado, como parte de los criterios de ahorro que propondrá el Comité de Adquisiciones a la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

En entrevista, al término de la sesión del órgano de deliberación, el presidente del comité, Pablo Montiel Solana informó que en los criterios de ahorro se pretende congelar  los incrementos de sueldo a los trabajadores, el número de plazas y el aumento de dieta de los 41 diputados locales.

“Es muy probable que el fruto del trabajo de los legisladores federales sean recortes presupuestales en los estados,  municipios y congresos locales pero, como criterio, estamos fijando que se haga un esfuerzo para que todas las plazas que actualmente están ocupadas, se mantengan”, señaló.

A pesar de que diputados federales han señalado que las entidades no sufrirán recortes, el diputado consideró que se deben tomar precauciones, de ahí que es necesario un plan de austeridad que además incluya la disminución en gastos de gasolina y telefonía celular.

“Que se mantenga el gasto en lo que son materiales, suministros y consumibles, es decir, que no se vaya a considerar un incremento en esta parte del gasto corriente, de tal manera que sigamos en esa lógica de ahorro. Hemos pedido que la Junta de Coordinación mantenga gasto cero en telefonía celular”, explico.

La propuesta, que fue aprobada por los diputados locales, será turnada a la Junta de Gobierno y Coordinación Política, órgano de deliberación que se encarga de la aprobación del presupuesto para el siguiente año.

De los 282 millones 673 mil 342 pesos, 144 millones 85 mil 371 pesos corresponden al Poder Legislativo, en tanto que a la Auditoría Superior del Estado le corresponden 138 millones 587 mil 971 pesos, los que se gastan en este ejercicio fiscal.

Pide Montiel Solana no satanizar parquímetros

En otro tema, el diputado Pablo Montiel Solana pidió no satanizar los parquímetros, pero pidió que el Ayuntamiento transparente los recursos que se obtengan por este concepto y en su caso contratar más policías, quienes vigilen los automóviles.

El legislador local señaló que el Ayuntamiento debe difundir el proyecto para que los ciudadanos lo conozcan a fondo, que estén enterados de las estrategias recaudatorias, pero también de las garantías de seguridad que se ofrecerán.

“Los parquímetros no hay que satanizarlos, lo que se ha satanizado es que el negocio de los parquímetros se entregue a los cuates del gobernador, como se dio en su momento, y a lo que se le pudo dar marcha atrás. La concesión de los parquímetros es una concesión en la que el empresario, evidentemente, se puede llevar una lana, una lana razonable y que sea una utilidad no ofensiva y me parece que va por buen camino, que el beneficio se quede en cuestiones tangibles”, dijo.

Señaló que el gobierno municipal debe destinar recursos en la contratación de más elementos de seguridad, pues con ello las calles de la capital serían vigiladas y se vitarían los robos de autopartes.

[relativa1]

[relativa2]