El ex manager de Juan Gabriel, Joaquín Muñoz, denunció que Iván Aguilera Salas, hijo y apoderado del artista, lo explotaba, además de que lo tenía sin dinero y muerto de hambre.

Iván lo estaba explotando, lo tenía trabajando como loco y no le daba el dinero; todo iba para la cuenta de Iván. El avión que compraron el 13 de septiembre estaba a nombre de Iván; hasta una discoteca puso sin que supiera su padre. Iván tenía muerto de hambre a Juan porque lo tenía totalmente restringido de comida, era un desgraciado hecho y derecho con su papá. Yo le mandaba dinero a Consuelito, la ama de llaves de Juan, para que le comprara lo que le gustaba a Juan Gabriel”, contó Aguilera al Diario Basta.

Además, señaló que para el próximo año él volvería a representar al divo, ya que el 31 de diciembre de este año finalizaba el contrato con Iván.

“Me dijo, lo bueno es que este próximo 31 de diciembre ya se le va a acabar su contrato a Iván de ser mi representante y mi apoderado; porque a partir del primero de enero yo quiero que vuelvas a trabajar conmigo. Ese día que me dijo, hasta gritó del gusto: ‘Voy a ser de nuevo libre, el gran Alberto Aguilera Valadez, otra vez libre’”, dijo el representante.

“Iván se casó con la húngara y tienen una hija que se llama Florentina; ella tiene como tres años y acaba de nacer un segundo hijo que tiene como dos meses. Al niño no lo han registrado todavía, pero se va a llamar Iván Alberto. Juan me platicaba todo a mí, ese día que murió, yo hablé con él en la mañana y me dijo que había discutido con Iván, que le dolía la cabeza horrible. Me dijo: ‘Es que Iván me echó 40 fechas para Estados Unidos, y yo le dije que ya no quería hacer los conciertos’. Por eso discutieron”, finalizó.

Pero Joaquín Muñoz no es el primero en acusar a Iván de maltrato hacía su padre, ya que el médico Daniel Aquino señaló al hijo del cantante como el causante de su muerte.

Foto eldiariodechihuahua.mx

****

Sigue a e-consulta Magazine en Twitter (clic aquí) y Facebook (clic aquí).