Al emitir su voto, Blanca Alcalá Ruiz, candidata del PRI-PVEM-PES a la gubernatura, pidió a las autoridades estatales que se "abstenga de cualquier intervención" durante la jornada y que se ocupen de garantizar la seguridad para los todos los ciudadanos sin importar la simpatía política.

 Al llegar a la casilla ubicada en Lomas de San Alfonso, al suroriente de la capital, la exalcaldesa de Puebla lamentó que ayer por la noche se realizaran cateos ilegales en domicilios de militantes del PRI en Ciudad Serdán y  Puebla.
"Un exhorto respetuoso pero enérgico- a la autoridad estatal-  que se abstenga  de cualquier intervención. Fue muy lamentable lo que se observó en la noche en Ciudad Serdán y en Puebla capital. A tiempo se logró que se detuviera esta actuación fuera de la ley", aseguró.
"Lo que más deseo es la seguridad de todos los poblanos, más allá de cualquier tema del partido político o de cualquier preferencia, (que) esté garantizada, esa es mi mayor exigencia toda la seguridad de todos los poblanos".
Ayer por la noche, en redes sociales se denunció que agentes de la  policía ministerial acudieron a una casa localizada en la 25 oriente y 18 sur, en la cual se encontraba la diputada federal Xitlalic Ceja García, quien sostenía una reunión con simpatizantes del Revolucionario Institucional. El otro incidente se dio en el municipio de Ciudad Serdán.
La candidata del PRI-PVEM-PES acudió a sufragar acompañada de su esposo Eduardo Romero y sus hijos Karina y Rodrigo Romero Alcalá, así como del líder estatal Jorge Estefan Chidiac y el senador René Juárez Cisneros.


Palabras claves  Partido Revolucionario Institucional PRI  Blanca Alcalá Ruiz candidata gubernatura