México. D.F. El linchamiento de dos personas en Ajalpan, Puebla, el pasado 19 de octubre del presente año, es producto de la corrupción, injusticia, e indiferencia de las autoridades gubernamentales, denuncia el diputado del PRD, Omar Ortega Álvarez.

El legislador federal recordó que recientemente también fueron linchadas al menos otras dos personas en San Andrés Cholula y en La Resurrección, en la entidad poblana

Luego de hacer un breve relato sobre lo acontecido en Ajalpan a los hermanos Rey David y José Copado Molina, a quienes la comunidad supuestamente confundió con secuestradores, el diputado mexiquense recalcó que “existen diferentes versiones del actuar de las autoridades municipales y estatales las cuales, pese a cualquier discurso, no impidieron los actos delictivos colectivos que ocasionaron la muerte de los dos hermanos Copado Molina”.

Omar Ortega destaca que en la misma semana que sucedió ese lamentable hecho en Puebla, en el estado de México también ocurrieron dos casos de la misma índole: uno en el poblado de Ocoyoacac, en donde se intentó linchar a tres presuntos ladrones; y otro en el municipio de Amecameca, en donde un centenar de pobladores intentó linchar a dos sujetos que asesinaron al dueño de un negocio en esa localidad.

“En la entidad mexiquense tan sólo entre junio y septiembre de 2015, se reportaron nueve intentos de linchamiento: cinco en Ecatepec, dos en Chalco, uno en Chimalhuacán y otro más en Temascalapa”, actos que -de acuerdo a especialistas en el tema-, se han convertido en un mecanismo de defensa de los ciudadanos ante la ineficacia de las autoridades, dijo.

Destacó que de acuerdo al estudio Linchamientos en México: recuento de un periodo largo (1988-2014), elaborado por Raúl Rodríguez Guillén y Norma Ilse Veloz, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), “entre 2010 y 2014, el estado de México encabezó la lista de linchamientos con 58 casos, seguido por Puebla con 33 casos”.

El mismo estudio ubica al estado de Puebla como la tercera entidad del país –después del estado de México y Distrito Federal- con mayor número de eventos en donde la ciudadanía tiene una respuesta violenta.

“Tan sólo en 2014, alrededor de 22 casos de linchamiento fueron reportados en la entidad mexiquense, el saldo fueron tres personas fallecidas. Aunado a esto, en lo que va de 2015, de acuerdo a datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en Puebla cinco personas fueron linchadas y 37 fueron rescatadas en conatos de este tipo”, añadió el legislador.

El diputado perredista destacó que incluso, a raíz de los linchamientos en Ajalpan, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) “refirió que el fenómeno de linchamiento o de la justicia por propia mano y la frecuencia con que el linchamiento se ha presentado en el estado de Puebla evidencia la fragilidad del estado de derecho”.

Por ello, Omar Ortega recalcó que “las fallas e ineficacia de los gobiernos poblano y mexiquense no sólo han llevado a la población al hartazgo social sino a reacciones colectivas que, al parecer, las autoridades estatales no tienen las intenciones de atender de manera integral, puesto que para hacerlo deberían poner fin a las desigualdades e injusticias que han dado origen a estas acciones”.

Más aún, exigió que los gobernadores de Puebla y el estado de México admitan su responsabilidad en esos linchamientos, ya que se realizaron bajo el cobijo de la impunidad.

Por ello, el diputado del PRD presentó en San Lázaro un punto de acuerdo para que la Cámara baja exhorte a la CNDH a que investigue las presuntas omisiones cometidas por la Policía Municipal de Ajalpan y de la Policía Estatal de Puebla, y de cualquier autoridad que pudiese estar involucrada, en torno a los linchamientos en Ajalpan, Puebla, así como a emitir un diagnóstico sobre la problemática de los linchamientos en el país.

Y que también se exhorte a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla a que, respetando el principio de confidencialidad y reserva de información, haga de conocimiento público los criterios que se utilizan en los protocolos de actuación de la policía estatal de Puebla en torno a los linchamientos en la entidad, y a que explique la manera en la que se han implementado los operativos realizados en el estado en fechas recientes.

El documento, que será analizado por la Comisión de Justicia de la Cámara baja, también solicita emitir un exhorto a los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle,  y del estado de México, Eruviel Ávila Villegas, para que garanticen el estado de derecho en sus respectivas entidades y tomen las acciones necesarias para prevenir y detener los actos de linchamiento.