Por las omisiones cometidas por la policía municipal y estatal en los hechos  violentos acontecidos en Ajalpan, el grupo parlamentario del PRD en San Lázaro solicitará que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) investigue la responsabilidad de las autoridades en el linchamiento de los hermanos Rey David y José Abraham Copado Molina.

El punto de acuerdo lo presenta este jueves el legislador Omar Ortega Álvarez, quien señala que Puebla y el Estado de México son las entidades a nivel nacional que reportan más casos de linchamientos y conatos de violencia.

El legislador federal hace referencia a que en el 2014 en Puebla se reportaron 33 casos de linchamiento, y en lo que va del 2015 la Secretaría de Seguridad Pública informó que cinco personas fueron linchadas y 37 fueron rescatadas de actos de este tipo.

Sobres los hechos ocurridos el 19 de octubre, el perredista refiere que las existen diversas versiones en las que se advierte del actuar de las autoridades municipales y estatales, luego de que los hermanos fueron detenidos tras ser señalados como supuestos secuestradores.

"El desarrollo de los lamentables hechos ha sido ampliamente documentado por los medios de comunicación quienes han narrado cómo los hermanos Rey David y José Copado Molina, en el cumplimiento de su trabajo como encuestadores, levantaron sospechas por parte de los pobladores de Ajalpan quienes los señalaban como presuntos responsables de un intento de secuestro en contra de una menor, Ante esto las amenazas, la policía municipal decidió retenerlos en la comandancia para evitar que fueran agredidos. No obstante, los hermanos fueron sacados de los separos, torturados y quemados", precisa el punto de acuerdo.

El perredista refiere que existen diferentes versiones del "actuar de las autoridades municipales y estatales", los cuales "no impidieron" el ataque de los pobladores hacia los dos jóvenes.

Ortega Álvarez refiere que el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle debe de "admitir su responsabilidad" en los hechos que se dieron bajo el cobijo de la "impunidad" y tomar medidas necesarias para prevenirlos.

En el punto de acuerdo, el integrante de la bancada  perredista solicita que la Cámara de Diputados exhorte a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de acuerdo con sus atribuciones, investigue las "presuntas omisiones cometidas por la Policía Municipal de Ajalpan y de la Policía Estatal de Puebla, y de cualquier autoridad que pudiese estar involucrada, en torno al caso del linchamiento de los ciudadanos Rey David Copado Molina y José Copado Molina, así como a emitir un diagnóstico sobre la problemática de los linchamientos en el país".

También propone un exhorto para que la "Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla a que, respetando el principio de confidencialidad y reserva de información, haga de conocimiento público los criterios que se utilizan en los protocolos de actuación de la policía estatal en torno a los linchamientos en la entidad, y a que explique la manera en la que se han implementado los operativos realizados en el estado en fechas recientes".

Finalmente, propone que desde San Lázaro se exhorte a los gobernadores de Puebla y el Estado de México, a "garantizar el estado de derecho en sus entidades y a tomar las acciones necesarias para prevenir y detener los actos de linchamiento".