Integrantes del magisterio disidente se enfrentaron la tarde de este miércoles con policías antimotines e irrumpieron en la residencia oficial Casa Guerrero.

Los agentes lanzaron gas lacrimógeno contra los manifestantes que arremetieron con picos, palos y hasta una camioneta para derribar el portón principal e ingresar a la residencia oficial.

Los uniformados arrojaron piedras desde el interior de Casa Guerrero al ver que los inconformes intentaban entrar al lugar.

Los manifestantes advirtieron que no permitirán la permanencia del gobernador interino, Rogelio Ortega Martínez, por considerar que fue designado por la misma mafia política que desapareció a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En la trifulca un reportero resultó lesionado, mientras la protesta continuaba y llegaban otros grupos de normalistas.

Momentos después los maestros tomaron control de una camioneta propiedad del gobierno con la que lograron acceder al edificio al estrellarla con el portón como se puede apreciar en el video tomado por Ezequiel Flores, reportero de Proceso.

Granaderos y elementos de seguridad custodiaron los interiores del edificio.

 

Maestros irrumpen en Casa Guerrero. #Video: @EzequielFloresC #Procesofoto #instagram

Un vídeo publicado por Revista Proceso (@revistaproceso) el