El Congreso del Estado se encuentra por debajo de la media nacional en el número de sesiones que realiza anualmente, y es el último lugar en recursos presupuestales por cada cien mil habitantes.

De acuerdo con el “Reporte Legislativo” elaborado por la consultoría Integralia que dirige Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del IFE, el poder legislativo del estado incumple con el promedio de sesiones a nivel nacional, que llega a 226 de los 365 días del año.

El estudio refiere que el Congreso de Puebla tiene una media de 180 días de sesión anuales, número que ubica al legislativo en la posición número 26 de 32.

Los Congresos locales que reportan un mayor número de reuniones en sus plenos son Querétaro y Baja California con 365 y 362 respectivamente.

La tercera y cuarta posición fue para los legislativos de Colima con 302 días y Morelos con 300; el quinto lugar lo ocupa el Congreso de Oaxaca con 285 días de sesiones.

Además del Congreso de Puebla, el poder legislativo del estado de Sonora también reporta sólo 180 días de sesiones, mientras que los Congresos de Veracruz y Campeche tienen un total de 174 y 170 sesiones.

El Distrito Federal y Jalisco están en el último lugar de la tabla, al sesionar en promedio 150 de los 365 días del año.

Cabe señalar además que el Congreso de Puebla se encuentra dentro de los tres poderes legislativos del país que evitaron dar a conocer la información presupuestal con la que cuenta, pese a que se le requirió vía transparencia.

Rezago presupuestal por cada 100 mil habitantes

En el 2014, el presupuesto del Congreso de Puebla llega a 5 millones de pesos por cada 100 mil habitantes, lo que coloca a la entidad en el último lugar a nivel nacional.

El documento que elaboró la consultoría Integralia analizó las partidas presupuestales desde 2002 hasta 2014, periodo en el que el poder legislativo pasó de 3.2 millones de pesos a 5 millones de pesos por cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, el 2006 fue el año que más presupuesto tuvo, al promediarse 5.6 millones de pesos, la cual bajó a 5.1 millones para 2007.

No obstante, los años que reportan menos presupuesto promedio fueron: 2003 con 3.4 millones de pesos; 2004, 4.2 millones de pesos; 2009, 4.7 millones de pesos; y 2010 con 4.5 millones de pesos.

En contraste, los Congresos de Aguascalientes, Coahuila y el estado de México son los que más recursos obtienen por cada 100 mil habitantes al reportar 13.4, 8.5 y 9 millones de pesos, respectivamente.