David Villanueva Lomelí, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), señaló que el órgano fiscalizador concluyó con la revisión de la cuenta pública 2013 del gobernador Rafael Moreno Valle.

En entrevista, el auditor explicó que el dictamen que se hizo al ejercicio fiscal del ejecutivo estatal se pondrá a disposición de los integrantes de la Comisión Inspectora, quienes tienen hasta el 31 de julio para presentar el documento ante el pleno del Congreso para su aprobación.

“La ley establece que debemos tener listo el informe de resultados antes de acabar el segundo periodo de sesiones del Congreso, nosotros ya lo turnamos a la comisión Inspectora y ellos en próximos días harán la revisión correspondiente para avalarla”.

Sobre el sentido del dictamen, Villanueva Lomelí apuntó que no se encontraron irregularidades en la aplicación de los recursos públicos, los cuales se ejecutaron en tiempo y forma por parte del gobierno del estado.

En el 2013, el gobierno del estado contó con una Ley de Egresos por el orden de los 58 mil 571 millones 565 mil pesos.

Las dependencias que concentraron la mayor parte de los recursos fueron Infraestructura (4 mil 716 millones 117 mil pesos), Educación Pública (26 mil 23 millones 853 mil pesos) y Servicios de Salud del Estado de Puebla (6 mil 81 millones 628 mil pesos).

Además de la cuenta pública de Moreno Valle, la Comisión Inspectora tendrá que presentar al pleno para su aprobación los ejercicios fiscales del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y del Congreso del Estado.