El gobierno del estado anunció la extinción del programa de verificación vehicular, a fin de iniciar un nuevo esquema que se homologará con seis estados más de la región centro del país, y que, además, dará paso a la emisión de una nueva licitación para concesionar verificentros.

Hasta este viernes, sumaron 80 los centros de verificación vehicular que fueron clausurados por la administración estatal, por lo que sólo operan cuatro de ese tipo de establecimientos, los cuales se ubican en la armadora Volkswagen (VW) y en las concesionarias automotrices “Armenta” y “Ofarril y Balderrama”.

Este viernes las secretarías de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), y General de Gobierno (SGG), ofrecieron una rueda de prensa conjunta para explicar las modificaciones que realizaron al esquema de verificaciones vehiculares.

Durante el evento, en el que se permitieron únicamente tres cuestionamientos de los medios de comunicación, los titulares de las dependencias señalaron que a partir del próximo lunes el programa de verificación vehicular que operaba en la entidad será suspendido en todos sus lineamientos y se instrumentará otro esquema.

El gobierno del estado hizo oficial lo anterior a través de una publicación en el Periódico Oficial del estado en su edición del 19 de junio.

Terminación del programa da paso a nuevas concesiones

Los titulares de las dependencias, Mario Rincón González (SDRSOT) y Luis Maldonado Venegas (SGG) no aclararon si emitirán una nueva licitación para concesionar los verificentros que fueron clausurados; sin embargo, fuentes de la administración estatal confirmaron lo anterior y refirieron que en los próximos días se emitirán nuevos concursos para otorgar concesiones de esos establecimientos.

Y es que este jueves la SDRSOT cerró la totalidad de los centros de verificación vehicular que hay en la entidad, después de que hace tres meses clausuró 43 de los 83 que operaban en el estado.

En su oportunidad, Maldonago Venegas explicó que los titulares de los verificentros que fueron clausurados tendrán que seguir el camino jurídico necesario para tratar de reabrir sus establecimientos, sin embargo, presumió que quienes no cumplan con la modernización de sus equipos, no podrán seguir operando, puesto que el programa que operaban ya fue suprimido.

“Independientemente de las circunstancias jurídicas y de los procedimientos de quienes prestaban este servicio bajo el anterior programa y la solventación de los mismos, ese programa se da por terminado a partir de esta fecha, así que ahora tendrá el nuevo programa que establecer los estándares de tecnología y de condiciones para la futura prestación de ese servicio”, dijo al ser cuestionado sobre el tema.

El funcionario refirió que no hay cancelación de concesiones, pero sí del programa que se operaba a través de estas.

“No hay cancelación de concesiones hay un término de un programa que tenía una serie de requisitos y estándares para dar paso a  uno nuevo y distinto”, añadió.

En tanto, Rincón González reiteró que los concesionarios cuyos establecimientos fueron cerrados, siguen una estrategia jurídica que tendrá que ser desahogada por el área correspondiente de la dependencia a su cargo, sin embargo, debe señalarse que esta no ha atendido a los afectados.

Cabe recordar que las concesiones de los establecimientos en cuestión fueron otorgadas en administraciones anteriores, las tres últimas fueron entregadas a particulares durante la gestión del ex gobernador Mario Marín Torres.

Ciudadanos podrán verificar sin multa hasta diciembre

Los funcionarios explicaron que con la derogación del programa de verificación vehicular, los ciudadanos podrán realizar este trámite sin ningún tipo de restricciones hasta el mes de diciembre, que es cuando entrará en vigor el nuevo esquema.

De esta manera, quienes no hayan realizado la verificación vehicular durante el primer semestre del año, podrán hacerla en los próximos seis meses sin recargos, multas o sin obedecer a una calendarización, a sus engomados o a la terminación de sus placas.

Sin embargo, los secretarios no aclararon en dónde se podrá realizar el trámite puesto que todos los verificentros fueron clausurados.

Refirieron que los establecimientos contarán con tecnología de punta para realizar el trámite, que incluirá cámaras de videovigilancia de alta definición, más líneas de atención, así como auditorías externas e internas.

De esta manera, los vehículos con terminación 0-9 pendientes de verificar el primer semestre, no serán acreedores de multa y su holograma permanecerá vigente; no por ello, están exentos de verificar el segundo periodo del 23 de junio al 31 de diciembre.

Modificación obedece a lineamientos de la CAMe

Los funcionarios argumentaron que la conclusión del programa en cuestión, obedece a los acuerdos signados por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), que buscan disminuir los índices contaminantes en la región que conforman Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, el Estado de México y el Distrito Federal, a través de la homologación de los parámetros para realizar verificaciones vehiculares.

No obstante, debe recordarse que en su reciente visita a Puebla, el director del organismo mencionado, Francisco Barnés Regueiro, señaló que es decisión de los gobiernos estatales recurrir a la clausura de los centros de verificación vehicular, en caso de que estos incumplan con la normativa, ya que el organismo que preside no ha marcado alguna obligatoriedad al respecto.