Opinión

Actuar desde Puebla ante el calentamiento global

Martes, Enero 24, 2023
Leer más sobre Fernando Manzanilla Prieto
Necesitamos ser contundentes y afrontarlo como una prioridad fundamental de la política pública
Soy Fernando Manzanilla Prieto, desde hace 20 años la vida me ha dado el privilegio de servir a las familias poblanas. Mi mayor anhelo es que a mí Estado le vaya bien. 
Actuar desde Puebla ante el calentamiento global

En fechas recientes, los reportes de monitoreo ambiental han catalogado la calidad del aire en Puebla como mala e incluso, en los medios de comunicación, se comenzó a perfilar la posibilidad de que el programa “Hoy no circula” fuera aplicado por esta razón.

Se sabe que la mala situación de los índices de calidad del aire de los últimos días, ha sido causada por la quema de pastizales al sur de la capital poblana, aunado a las recientes fumarolas y ceniza emitida por el volcán Popocatépetl, así como a la contaminación provocada por la gran cantidad de vehículos que circulan en la ciudad.

Y es que, según la Estadística de Vehículos de Motor Registrados en Circulación, generada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y publicada en el año 2020, en la entidad poblana circulaban aproximadamente un millón 164 mil 392 unidades.

Asimismo, de acuerdo con Francisco Javier Sánchez, investigador de la Facultad de Ingeniería Ambiental y Desarrollo Sustentable de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y autor del análisis “La contingencia ambiental y el volcán Popocatépetl”, entre el 55 y 60% de la contaminación en la zona metropolitana de Puebla es provocada por los motores a gasolina y diésel de los vehículos que circulan en la zona.

Más artículos del autor

Lo más grave es que cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que cada año mueren en nuestro país al menos 14 mil 700 personas a causa de enfermedades asociadas a la contaminación del aire.

No obstante, los costos de las afectaciones del aire también son económicos, ya que, de acuerdo con ONU Hábitat, los automóviles particulares generan el 18% de las emisiones de CO2, principal causante del efecto invernadero; un fenómeno que podría costar al país hasta el 6% del PIB, si no se toman las medidas de prevención adecuadas.

Si bien el efecto invernadero es un fenómeno que, en condiciones normales, permite la vida en el planeta; también lo es que actualmente la actividad humana y el crecimiento industrial ha aumentado, de manera desorbitada, la cantidad de gases emitidos, lo cual ha repercutido en el calentamiento de la Tierra.

Es decir, que las temperaturas del planeta se incrementen de manera considerable y con ello se generen consecuencias negativas, como lo es el propio cambio climático.

Precisamente, el próximo 28 de enero se celebra el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre, también llamado Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, una fecha proclamada por la ONU con el objetivo de crear conciencia y sensibilizar a los habitantes del planeta sobre el cambio climático y los impactos ambientales que esta ocasiona.

Los acontecimientos recientes en la zona metropolitana de Puebla -que he mencionado al inicio de este artículo-, nos recuerdan que esta realidad no nos es ajena; por el contrario, demanda la acción decidida de las autoridades, así como de la sociedad civil.

Al respecto, se sabe que, hace menos de un año, se realizó la publicación de la Estrategia Estatal de Cambio Climático 2021-2030, emitida por la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial del Gobierno del Estado, como un instrumento de política transversal de actuación ante esta problemática, además de que prioriza los temas que deberán ser considerados para elaborar el Programa Estatal de Cambio Climático.

Dicha estrategia pretende establecer acciones de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático para disminuir vulnerabilidades y riesgos al bienestar de la población del Estado, lo cual es punta de lanza en las acciones que deberán emprenderse en el corto, mediano y largo plazo.

Desafortunadamente, la complejidad y urgencia del tema no nos permite esperar más; las acciones deben emprenderse ya. Aunado a ello, se debe socializar la estrategia para que permee en un ámbito más amplio, ya que los efectos de los problemas ambientales son evidentes en la entidad.

Es por ello que, en el marco de la celebración del próximo Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Global, hago votos para que en el corto plazo en la entidad y en México, se pongan en práctica las estrategias y tácticas pertinentes que nos permitan frenar los estragos de este problema, que desde luego requerirá un enfoque de atención transversal.

Necesitamos ser contundentes y afrontar el calentamiento global como una prioridad fundamental de la política pública. Hay mucho en juego, no solo para el presente, sino sobre todo para la calidad de vida que tendrán las nuevas generaciones, por lo que más nos vale actuar ya.

Vistas: 768

Loadind...