Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Sobre advertencia no hay engaño

      Domingo, Abril 24, 2022
      Leer más sobre Gustavo Santín Nieto
      La CNTE en su manifiesto reiteró la defensa de la Educación Pública y la estabilidad laboral
      Poblano por elección. Profesor Educación Primaria, licenciatura en Economía UNAM y Maestro en Administración Pública INAP Puebla. Asesor de SEP en varios estados. Miembro SNTE. Dirige IUP y Coordina la AUIEMSS
      Sobre advertencia no hay engaño

      Cartas a Gracia 

      El domingo 10 de abril -aniversario del asesinato de Emiliano Zapata-, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) publicaría un manifiesto (https://bit.ly/3uSVs4g), producto del II Congreso Nacional Político-Educativo que realizara entre el 8 y el 10 del mes de referencia en la Ciudad de México, Gracia, y del que se haría una breve reseña. Tras un parágrafo en el que describiría la situación que guarda el contexto internacional, la Coordinadora recordaría sus 42 años de lucha y “la responsabilidad -que se autoimpondría- moral e histórica, de bregar en favor de la defensa de la Educación Pública y la estabilidad laboral”. 

      La CNTE insistiría en reivindicar las demandas que ha enarbolado desde que fuese fundado y pretendería erigirse en el actor principal del “debate nacional” que, desde su punto de vista, se daría en torno a “las amenazas que enfrenta la Educación Pública evidenciando el carácter punitivo de la mal llamada Reforma Educativa”; calificativo que aplicarían a la Reforma Educativa de 2013 y con la que tildarían también a la aprobada en 2019 y que emanaría de un Congreso de la Unión en el que la CNTE tendría a más de una veintena de representantes que la habrían aprobado.

      Enfocaría baterías en contra del modelo neoliberal y su expresión en el “terreno pedagógico”. Asimismo, criticaría la subordinación del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación -del que forman parte- a los intereses del estado; la antidemocracia sindical y la “alianza [del gobierno] con los charros” al tiempo en el que se pronunciarían por la “libertad de organización” y el cumplimiento de la promesa de “piso parejo para los relevos sindicales”. En el manifiesto, se pronunciarían por “desterrar la falsa idea fatalista de que no se puede enfrentar al Estado”, al tiempo que reivindicarían el cumplimiento de acuerdos que permitieran la reincorporación de “maestras y maestros cesados” a sus puestos de trabajo, sin precisar si serían aquellas y aquellos que fueran producto de la oposición a la reforma educativa de Peña Nieto o a consecuencia de otras razones; demandarían la reanudación del “programa de basificación que se habría quedado en promesas”, a pesar de que tanto el SNTE como las autoridades educativas referirían la entrega de “44 mil 642, en beneficio de 36 mil trabajadores de la educación de la capital del país” (Comunicado conjunto no. 28,2-09-21), aunque en octubre del 20, Cepeda Salas anunciara que perseguirían 100 mil bases (https://bit.ly/38gXylq), sin embargo, el 20 de abril del 2020 señalaría "que gracias a la gestión del Sindicato se ha logrado la basificación de 650 mil trabajadores de la educación” (https://bit.ly/3OvQUbH).

      En el documento denunciarían la cancelación de “la entrada automática al Servicio Educativo para los egresados de las normales públicas”, reivindicada recientemente por egresados de escuelas normales y la CNTE en Michoacán, la existencia de presos políticos, la persistencia de la impunidad en “los casos de Nochixtlán y Ayotzinapa” mientras, señalarían la existencia de “una gran beligerancia en la defensa de una reforma educativa que es igual o más dañina que la de Peña Nieto”, y, entre otras cuestiones criticarían el pago en UMAs a jubilados, la falta de equipo y la carencia de medicinas en el ISSSTE”. 

      Sin pedir expresamente la reanudación de las pláticas con el gobierno, en el Manifiesto, Gracia, el CNTE criticaría la suspensión del diálogo nacional al que antaño les convocaría -se expresaría en el documento- el titular del Ejecutivo federal, cuya concreción en “18 reuniones y en 7 mesas temáticas” en las que se abordarían “las demandas más sentidas del magisterio, que se basan en la defensa de la Educación Pública; los derechos laborales; la libre organización, salud, democracia y justicia”, interlocución –indicaría- de la que sólo habría resultados parciales al tiempo en el que anunciaría pasar a una nueva etapa de lucha que les permitiría fortalecer “la resistencia, la organización, la participación y lucha de los trabajadores de la educación y en el proceso a su vez, reactivar nuestra política de alianzas y educación alternativa”. 

      Vistas: 266

      Loadind...