Resultados electorales: un primer balance

Martes, Junio 8, 2021 - 07:18

Confianza en el árbitro electoral, democracia plural, rechazo a la violencia y disposición ciudadana

Soy Fernando Manzanilla Prieto, desde hace 20 años la vida me ha dado el privilegio de servir a las familias poblanas. Mi mayor anhelo es que a mí Estado le vaya bien. 

Independientemente de que se vayan confirmando las tendencias y los resultados de la elección del domingo, lo que podemos afirmar con plena seguridad es que, por encima de todo, el pasado 6 de junio triunfó la democracia. Doy mis razones:

1. A pesar de los cuestionamientos al árbitro, la organización previa de la jornada electoral, así como la actuación de las personas que fungieron como funcionarios de casilla el día de la elección, fue impecable. Salvo algunos retrasos, en términos generales, se instalaron las 163 mil casillas electorales en tiempo y forma, y la ciudadanía se apropió del proceso. Así que, si algo se demostró con esta jornada electoral es que el INE, como institución, sigue siendo uno de los pilares fundamentales de la confianza ciudadana.

2. No obstante el clima de violencia que prevaleció durante las campañas, en general la jornada electoral se realizó de manera pacífica y ordenada. Si bien hubo reportes de incidentes violentos, fueron muy localizados y no llegaron a manchar el proceso en su conjunto. En general prevaleció la civilidad y el respeto a la autoridad ciudadana encargada de vigilar la buena marcha del proceso de votación, sobre todo, considerando la situación de riesgo sanitario que aún se vive a nivel nacional.

3. Se confirmó una amplia participación ciudadana en las urnas (52%). Recordemos que esta elección intermedia fue la más grande de la historia al confluir varios procesos locales y federales. Por lo que, para haber sido un proceso electoral de medio término, el resultado en términos de participación es muy positivo.

4. En cuanto a las primeras tendencias electorales a nivel federal, se puede afirmar que, en general, el electorado se inclinó por un mayor pluralismo político y por los equilibrios. En otras palabras, el mensaje de las urnas fue que ninguna fuerza política tenga mayoría calificada para modificar la Constitución, pero que la coalición Juntos Hacemos Historia mantenga la mayoría simple en la Cámara de Diputados.

5. Otro potente mensaje de las urnas fue el surgimiento de un mayor contrapeso a la coalición del Presidente, tanto con la alianza Va por México, como con Movimiento Ciudadano. Si bien es cierto que la coalición del Presidente seguirá controlando el presupuesto, es muy probable que haya mayores incentivos a la negociación política y la distribución de comisiones legislativas ya que, a diferencia de esta legislatura que termina, en la siguiente habrá una voz opositora que se escuchará más fuerte a nivel de la opinión pública.

6. Para sorpresa de muchos, el Partido de la Revolución Democrática logra conservar su registro, al tiempo que supera en preferencias al Partido del Trabajo, aunque este último tendrá muchas más diputaciones por la simple razón de que presentó un mayor número de candidatos que ganaron gracias a la marca Morena.

7. Los partidos nuevos enfrentaron una elección sumamente complicada por el tema del voto útil derivado de la alta polarización en las preferencias. Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México son los grandes afectados por este fenómeno al perder su registro. En contraparte, yo considero que el Partido Encuentro Solidario lo mantendrá. Siempre he sostenido que el PES conservará su registro y el tiempo me dará la razón, muy a pesar los malos deseos de algunos propagandistas y vividores del mandatario local en turno que se disfrazan de periodistas.

8. En lo relativo a las elecciones locales, a reserva de confirmar algunos resultados, es previsible que la coalición del Presidente sea percibida como la gran ganadora, en tanto que el PRI -más que la alianza Va por México- será considerado como el gran perdedor. No obstante, es importante considerar dos señales del triunfo de la coalición del Presidente: primero, que donde se preveía un triunfo holgado, la contienda se cerró; y, segundo, que en varios estados la oposición impugnará los resultados, lo que seguramente nos llevará a la judicialización de varias contiendas.

9. A nivel local, otros ganadores indiscutibles serán Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y el Partido Verde. El PAN logra retener las gubernaturas que tenía, mientras que MC obtiene Nuevo León, con lo que ahora gobierna dos de las entidades más importantes del país. En tanto que el triunfo del Verde en San Luis Potosí es indicativo del triunfo de la estrategia electoral de ese partido que, muy seguramente, sabrá explotar en su negociación con el Presidente rumbo al 2024.

10. Aún no hay información agregada sobre los resultados municipales en todas las entidades de la república, no obstante, en lo que se refiere a la Ciudad de México, considerada la “joya de la corona”, ya es posible anticipar que la gran perdedora es la jefa de Gobierno.

En suma, el llamado del electorado fue claro y contundente: confianza en el árbitro electoral, democracia plural, rechazo a la violencia y disposición ciudadana a ratificar o corregir el rumbo, según convenga. Así que, en un primer balance, el resultado de la elección del domingo es sumamente positivo para todos.


Encuesta