Domingo, 19 de Enero de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Los primeros resultados de la 4ª Transformación

Martes, Enero 14, 2020 - 20:23
 
 
   

La compleja red de tráfico de combustibles fue una prioridad en las acciones gubernamentales

La expectativa que se generó con el primer Gobierno de izquierda es esta transición que marca la vida política de México, se ha ido cubriendo con los compromisos cumplidos a lo largo de este primer año de mandato, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha impulsado.

Sin duda, acciones que han sido claves en generar condiciones para el bienestar y la estabilidad social de los mexicanos, mismas que han impactado favorablemente en el contexto económico, social y político del país.

La compleja red de tráfico de combustibles fue una prioridad en las acciones gubernamentales pues se llevaron a cabo medidas para terminar con el denominado “huachicoleo”.

Se logró reducir esta práctica ilícita hasta en un 94 por ciento, lo que representa un beneficio directo para las finanzas públicas ya que se logró ingresar en promedio de 3 mil millones de dólares anuales, con lo que se resolvió la mitad de los vencimientos de deuda que tendría Pemex para 2019 que ascienden a 6 mil millones de dólares.

La condonación de impuestos a las grandes empresas situadas en suelo mexicano, representó otra decisión acertada pues entre 2007 y 2018, esta medida benefició a 108 contribuyentes.

El compromiso en la Cámara de Senadores por parte del Grupo Parlamentario de Morena ha sido avanzar en el saneamiento de las finanzas. Por ello, una de las iniciativas se enfocó en las medidas necesarias para eliminar las “empresas fantasma” y las facturas falsas que son un mecanismo complejo de corrupción para realizar fraudes a la Hacienda Pública de México desde la delincuencia organizada de cuello blanco. 

Hasta el mes de junio del 2019, de acuerdo a datos del Sistema de Administración Tributaria (SAT) se identificaron cerca de 9 mil “empresas fantasma” que efectuaron operaciones simuladas, por más de 8 millones de facturas, por 1.6 billones de pesos. Es así como las “empresas fantasma” son el denominador común para estos actos de corrupción ya que el daño al fisco es equivalente al 5 % del PIB nacional, por medio de contratos directos que el gobierno celebró para obras públicas.

La aprobación en comisiones del dictamen sobre la Ley Federal de Austeridad Republicana en concordancia al mandato popular expresado en las urnas el pasado 1 de julio y asumido por el presidente Andrés Manuel López Obrador fue un avance para generar confianza en un gobierno transparente y focalizado a exterminar a la denominada burocracia dorada, que en sexenios anteriores le costó al erario.

La Ley de Austeridad es de orden público e interés social, pues busca regular y normar las medidas de austeridad por las que será regido el ejercicio del gasto público federal y coadyuvar a que los recursos económicos de los que se dispongan se administren con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez.

Con esta ley, se concretó una medida de “cero privilegios”, ya que establece una serie de ahorros en materia de salarios de los funcionarios del gobierno, de los poderes, órganos autónomos y sus entes públicos; así como, reducción de prestaciones respecto a seguros de vida y gastos médicos privados, plazas adicionales, vehículos, escoltas, viajes, uso de aeronaves, hospedaje, alimentos, publicidad del gobierno, entre otros.

Uno de los objetivos de este 2019 fue para la Comisión de Hacienda del Senado de la República y el gobierno de la Cuarta Transformación, el combate a la corrupción, por lo que tenemos como propósito el equilibrio fiscal en el marco de un proceso de redistribución del ingreso con finanzas sanas y así reforzar la fiscalización acabando con estos escollos de corrupción que nos heredaron las anteriores administraciones.

Nuestro compromiso y responsabilidad con México para el 2020 y los siguientes años de nuestra administración es seguir coadyuvando a que la 4ª Transformación sea la consolidación de atención a los mexicanos en un entorno transparente y donde la prioridad sea subsanar las necesidades apremiantes de nuestras familias.

 

 


Semblanza

Alejandro Armenta Mier

Es Licenciado en Administración Pública por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y Maestro en Administración Pública de Calidad en la Gestión Pública Local por el Instituto de Administración Pública- Puebla. Actualmente es Senador de la República por Morena en la LXIV Legislatura en la Cámara Alta. Se desempeñó como Director General del Registro Nacional de Población (RENAPO) de la Secretaría de Gobernación Federal del 2013 al 2015. Fue Diputado Federal por el Distrito VII de Tepeaca de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados. En el servicio público ha tenido las encomiendas como: o Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado de Puebla, o Director General del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en el Estado de Puebla - SEDIF, o Diputado al Congreso del Estado en la LV Legislatura, o Director General de Participación Social del Ayuntamiento del Municipio Puebla, o Presidente Municipal Constitucional de Acatzingo, Puebla, durante el trienio 1993 – 1996. Columnista y analista político que ha cursado diversos seminarios en el extranjero, apasionado de los procesos electorales con diversas responsabilidades en sus más de 25 años de trayectoria política.

Ver más +

Encuesta