Miércoles, 11 de Diciembre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Información para estar seguros de que estamos seguros

Miércoles, Octubre 30, 2019 - 17:58
 
 
   

Se necesita entender para qué es y cómo funciona

La Guardia Nacional es la apuesta más importante de esta administración en materia de seguridad pública, el tema que más preocupa a la población, según las últimas cinco ediciones de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) que publica el INEGI anualmente. La creación de este nuevo cuerpo de seguridad ha despertado altas expectativas en la población, las cuales sin duda aumentan ante los hechos violentos que sucedieron en los últimos días en Aguililla, Michoacán y Culiacán, Sinaloa. La población necesita sentirse protegida por las fuerzas de seguridad ante la impunidad con que opera el crimen organizado. ¿Qué se hace y qué se hará para que la Guardia Nacional y otras fuerzas de seguridad nacionales enfrenten efectivamente la violencia e inseguridad que asolan al país?

Se conoce alguna información provista por el titular del Ejecutivo y el gabinete de seguridad en las conferencias de prensa matutinas. Por ejemplo, se difundió sobre puntos de inflexión a la baja en cifras de homicidios dolosos en algunas entidades federativas, pero luego estos datos fueron empañados por los eventos ya referidos en Aguililla y Culiacán. La información pública es la vía para demostrar que se trabaja para garantizar la disponibilidad de recursos y la efectividad de las fuerzas de seguridad como la Guardia Nacional. ¿Estará en capacidad de responder a las necesidades de cada municipio y entidad federativa donde se requiera su presencia? Se sabe que en 2020 se planea destinarle 3,842,000,000 pesos y que se le han delegado tareas muy diversas, desde colaboración en decomisos de droga, el control de la migración en las fronteras sur y norte, hasta la vigilancia de andenes en el sistema de transporte colectivo Metro de la Ciudad de México.

Es crucial tener claro que la transparencia no es un fin, sino un medio para alcanzar la rendición de cuentas que exige la población y que, para ello, es preciso presentar respaldos documentales y datos estadísticos en formatos abiertos que permitan verificarlos y procesarlos. En la conferencia de prensa del 14 de octubre se comentó sobre la cantidad de elementos de la Guardia Nacional, donde están desplegados y un reacomodo administrativo, pero no se atendieron preguntas sobre los costos de la Guardia Nacional. En la conferencia de ayer 30 de octubre se ofreció la relatoría minuto a minuto del operativo ocurrido en Culiacán, pero se enfatizó que este forma parte de una estrategia general de seguridad de cuya planeación estratégica no hay pormenores.

Ciudadanos y expertos quieren enterarse cómo se financia y organiza la Guardia Nacional, para ello ejercen su derecho de acceso a la información. Muestra de ello es el recurso de revisión RRA 9600/19 que resolvió el pleno del INAI recientemente y en el que se instruyó a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana dar a conocer los montos de la Guardia nacional de este año desglosados por entidad y rubros. Hacer pública esta información permitirá responder preguntas como: ¿Existe relación entre la inversión realizada por entidad federativa y los niveles de inseguridad y violencia en ellas? ¿Se encomendaron tareas prioritarias a la Guardia Nacional y esta dispuso de recursos financieros suficientes? ¿Cuánto está costando la Guardia Nacional?

Para confiar en algo, se necesita entender para qué es y cómo funciona. El gabinete de seguridad puede atender los requerimientos de información de la población respondiendo cabalmente a las solicitudes de información que reciben las instituciones que presiden, las cuales cada vez son más. Este año, tan solo de enero a la primera quincena de octubre, las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, Marina, Defensa y Gobernación suman 9,360 solicitudes, cantidad que supera casi en 3,000 solicitudes el total que recibieron el año pasado, y aún faltan dos meses para que termine el año.

Prestar atención a la información que solicitan las particulares ayudaría a solventar las dudas respecto a la Guardia Nacional y otras fuerzas de seguridad nacionales, pero también a atender áreas de mejora. Las solicitudes de información pueden ser un pulso de las áreas que generan perspicacia en la población. Conviene aprovechar el interés ciudadano para hacerlo un aliado en la proposición de soluciones e identificación de irregularidades. Estando informados, estaremos seguros de que estamos seguros.

Joel Salas Suárez

Comisionado del INAI

Twitter: @joelsas


Semblanza

Joel Salas Suárez

Comisionado del INAI Es licenciado en Comercio Internacional por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Maestro en Ciencia Política por el Instituto de Altos Estudios de América Latina de la Universidad de Paris III-Sorbonne Nouvelle y cuenta con estudios de doctorado en Ciencia Política en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, en París, Francia. Se desempeñó como titular de la Unidad de Políticas de Transparencia y Cooperación Internacional de la Secretaría de la Función Pública, desde donde coordinó con el IFAI y la Sociedad Civil la redacción del Plan de Acción que México presentó en la Open Government Partnership (OGP). Además, durante el 2012, fue presidente del Grupo Anticorrupción del G20. Actualmente es comisionado del INAI y coordina las comisiones de Políticas de Acceso a la Información y la de Gobierno Abierto y Transparencia.

Ver más +

La Corte de los Milagros

Gobernador, no deje que lo engañen

Encuesta