Miércoles, 22 de Mayo de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Después de la tempestad

Domingo, Mayo 12, 2019 - 20:47
 
 
   

Las coincidencias fueron precedidas por balances de ambas partes.

Cartas a Gracia

Dicen por ahí que después de la tempestad viene la calma Gracia, y con ella la alegría y el contento de Senadores y Diputados de la coalición liderada por Morena y la tristeza de los de Acción Nacional por lo que consideran, es “un regalo a la CNTE”. Panistas lamentaron que ante la urgencia por resolver un entramado causado por un infortunio personal, se perdiera la forma y se convocara a reunión de comisiones y de plenos -de las dos cámaras- con los resultados que todos conocemos: la aprobación de la reforma educativa 2018 y su turno a los Congresos locales. Los de azul y blanco se erigirían ahora, como paladines de la legalidad que denunciarían procedimientos “burdos y absurdos” para convocarlos “sin dictamen y sin minuta alguna”, sin “el menor respeto a la legalidad”. Protestaron y centraron sus argumentos -a más de criticar otros rubros- en el texto de los parágrafos 8 y en el Transitorio Décimo Sexto del Artículo 3º, reprobados también por las dirigencias de la CNTE.

Las coincidencias fueron precedidas por balances de ambas partes y por anuncios de la Coordinadora que convocan a un paro de labores por 3 días y, de ser necesario, a uno de carácter indefinido, pero ese ya es otro cantar. Por el momento revisaríamos algunas de las intervenciones que el día jueves acaecieron en los recintos de San Lázaro y de la avenida de la Reforma. Previamente en un artículo publicado en “Educación Futura”, Juan Carlos Romero Hicks, ex Rector de la Universidad de Guanajuato, habría presentado un balance sobre el quehacer de las y los diputados de Acción Nacional, en el que daría un visto bueno a las modificaciones constitucionales de los artículos 3º, 31 y 73 constitucionales; “salvo la parte que deja confuso (de manera intencional) la forma de otorgar plazas y ascensos en el sistema educativo”. 

Confusiones que en boca de compañeras y compañeros del Senado, se deberían a “la ambigüedad” en torno a los procesos de admisión, promoción y reconocimiento a la carrera magisterial. Xóchitl Gálvez al explicar “su voto” en contra del dictamen enviado por la cámara de origen a la revisora, reconoce la existencia de miles de docentes comprometidos con la educación que tienen claro el interés superior de niñas y niños, que no tienen “miedo a ser evaluados”, que se preparan y superan invirtiendo incluso recursos propios; no obstante, como ya te comenté, argumenta su voto en la sustitución del examen de oposición vigente que condiciona los procesos mencionados, por un proceso de selección en el que participarán “los aspirantes en igualdad de condiciones”, reconociendo al citar el texto que serían “públicos, transparentes y equitativos”, como menciona el dictamen; cuestión que generaría un proceso ambiguo que se prestaría “al clientelismo, a la discrecionalidad, tráfico de plazas y de corrupción”. Irónica pregunta si la razón sería acaso ¿porqué a los líderes sindicales les asusta la evaluación por su escasa preparación?

Ignorando que el párrafo previo al citado prevé la emisión de lineamientos (leyes secundarias) aplicables al Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros en servicio y el reconocimiento expreso de la rectoría del estado, cuya elaboración no requeriría de las y los legisladores de oposición por no requerirse ya de una mayoría calificada, Xóchitl califica a la reforma aprobada como un  modelo mañoso que atenta en contra del futuro de los educandos y de México. Vale la pena resaltar Gracia, que la Senadora Gálvez tras denunciar a una alianza gubernamental con el sindicalismo más nefasto, “admite” que la administración encabezada por el PAN no rompió con ella y que por el contrario, solapó a la poderosa líder sindical Elba Esther Gordillo Morales. Guadalupe Saldaña Cisneros, Senadora por Baja California Sur,electa por el Principio de Primera Minoría, coincide con Romero Hicks (quien previamente presumiera la existencia de una alianza entre el titular del ejecutivo federal y la mafia del poder magisterial), reivindica que ante todo debería construirse una ley que le hiciera justicia a la educación señalando que lo que importa es “el futuro de  México de niñas y niños, de maestras y maestros”. Lupita, como ella se presenta, señala que al eliminarse el párrafo que establece la nulidad del ingreso y de promoción derivado de los exámenes de oposición, se da pie a la discrecionalidad y “se deja una ventana abierta para que el SNTE-CNTE participe en el reparto de plazas docentes”; aduciendo falta de claridad y confusión porque no está claro quien repartirá las plazas: si el sindicato o el gobierno.

Sin embargo, Acción Nacional adelanta vísperas. Da por cierto que la alianza entre la CNTE-SNTE y el gobierno descansaría solo en beneficios corporativos para las y los trabajadores de la educación, sin tomar en consideración que las prestaciones y los beneficios otorgados antaño, impactan de manera grave a las finanzas públicas impidiendo que sigan creciendo de manera infausta, en perjuicio de los servicios públicos y de la sociedad en su conjunto. Cierto que el Artículo transitorio Décimo Sexto aprobado establece principios contradictorios, separados tan solo por un punto y seguido, pero es suficiente; puesto que si en sus 3 primeras líneas establece que “los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación, se regirán por el artículo 123 Constitucional Apartado B”, en los siguientes 3 refiere que con base en el decreto que se aprueba la admisión, la promoción y el reconocimiento se normarían por una nueva ley reglamentaria. Pero sí, aún sí la redacción diese margen a una confusión que no existe, el apartado B) establece derechos y obligaciones de las y los trabajadores entre los que destacan como causa justa de cese, el acumular 3 faltas consecutivas de asistencia a sus labores lo mismo que otras cuestiones similares. Para que todo funcione, cada quien debe hacer lo que le corresponde asumiendo con responsabilidad el encargo asignado.


Semblanza

Gustavo Santín Nieto

Oriundo de la ciudad de Toluca y poblano por elección, caracterizado por ser una persona solidaria, gran amigo, buen padre y siempre comprometido con la educación, cursa estudios y obtiene el título de Profesor de Educación Primaria en el Instituto Normal de Puebla en 1969. Estudios la preparatoria en la escuela “Benito Juárez García” de la Universidad Autónoma de Puebla, de licenciatura en Economía en la Facultad de Economía en la UNAM, Ciudad de México; y de maestría en Administración Pública en el ámbito Estatal y Municipal, en el Instituto Nacional de Administración Pública capítulo del estado de Puebla. Compartiendo su conocimiento para llegar a otras mentes, ha brindado su apoyo y asesoría a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Tabasco, la Secretaría de Educación Pública del Estado de Michoacán y la Secretaría de Educación del Estado de Guerrero, por nombrar algunos. Fungió como miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE así como del Colegio Nacional de Economistas. En el sector público, se ha desempeñado como profesor de educación primaria en la CDMX y catedrático del Instituto Normal del Estado de Puebla. Fue profesor durante 11 años de asignatura de la facultad de Economía de la UNAM, director de la Participación Social de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla, Director General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, Secretario de Rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Director del Plantel Puebla 1 del CONALEP, Director de Documentación y Estadística del Gobierno del Estado de Chiapas, Coordinador Académico de la Facultad de Economía de la UAEM. Así como colaborador, por más de 20 años, en la Columna Semanal   “Maestros” del periódico La Jornada, director general de la Revista Conceptos y del periódico mural Mexitli de la Secretaría de Educación Puebla. Escribió algunas columnas en el extinto  Periódico “El Nacional”. Sus colaboraciones se publican en los períodicos digitales E-consulta, Ángulo 7, Entorno político (Veracruz) e Impulso informativo. Desde 1992, emprende el Instituto Universitario Puebla como un proyecto de oferta educativa de calidad con ejes clave como lo son el humanismo y la sustentabilidad, confiado de que, es la educación misma, el eje motor para la consolidación de seres humanos plenos, responsables y capaces con la sociedad y el planeta. Se declara partidario y participativo de la Sociedad Civil organizada, como la única opción de cambio real y factible ante la crisis actual de los partidos políticos. Actualmente es el coordinador ejecutivo la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior.

Ver más +

Encuesta