Martes, 23 de Julio de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



AMLO y los Moreno Valle: desclasificación de daños

Viernes, Marzo 1, 2019 - 11:28
 
 
   

Al parecer, en el fondo estuvo mal hecha la prueba de daño

Impericia, descoordinación e ignorancia de la Ley de Transparencia exhibieron los encargados de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, dejando muy mal parado a su titular, Javier Jiménez Espriú, quien admitió en una entrevista banquetera que en el caso de una solicitud de información de las grabaciones entre la torre de control y el helicóptero en el que murieron los Moreno Valle Alonso el 24 de diciembre, había reservado esa información por cinco años firmando sólo un machote que le habían heredado. Apuesto a que no entendió la magnitud de lo que firmó.

¿Quería ocultar deliberadamente la SCT la información y sólo hasta que el propio presidente vio el riesgo político, decidió unilateralmente hacerla pública? Todo indica que sí.

Al parecer, en el fondo estuvo mal hecha la prueba de daño, figura detallada en el artículo 104 de la Ley General de Transparencia, a través de la cual la SCT intentó justificar que el dar a conocer el audio representaba un riesgo real para la seguridad operacional de la aviación mexicana, ya que en la investigación del accidente a la que fueron convocadas autoridades estadounidenses y canadienses, al revelar la información se podría haber fracturado “la cooperación internacional (lo que) conlleva la pérdida de confianza en el Estado Mexicano” en futuras colaboraciones. No ocurrió tal cosa.

Escasa memoria hubo al hacer esa fallida clasificación, siendo que en accidentes aéreos de políticos encumbrados, fue la misma SCT la que en 2008 y 2011, a los pocos días de ocurridas las muertes de los secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño y Francisco Blake, reveló también las transcripciones de las comunicaciones entre la torre de control y las aeronaves donde perecieron. El criterio ante la solicitud de información debió haber sido el mismo, amparado en el principio de máxima publicidad, garantizado por el artículo sexto constitucional.

Este galimatías en el camino nos dejó una parte desconocida de esta trágica historia de la Puebla contemporánea: el piloto mintió a la torre de control respecto a su punto de despegue, ya que dijo al controlador aéreo del Aeropuerto Hermanos Serdán que estaba despegando del helipuerto del Triángulo Las Ánimas, cuando en realidad lo hizo desde una propiedad de la familia del exdiputado priísta y empresario José Chedraui, por el rumbo del Boulevard Hermanos Serdán. Era frecuente eso, confirmó el subsecretario de la dependencia, Carlos Morán Moguel.

El reportero de Milenio, Víctor Hugo Michel, hizo una solicitud de información, la 9000029919, que tuvo como respuesta el dar a conocer las comunicaciones referidas podría devenir en la “pérdida de confianza de los países participantes en una investigación, afectando futuras investigaciones” (sic) aludiendo la intervención en el caso de la Federal Aviation Authority y del Transport Safety Board, de Estados Unidos y Canadá respectivamente.

La intención del solicitante al haber pedido el audio, era confirmar si la pérdida de control que originó la caída del Agusta A109, fue súbita o paulatina, lo que a su vez daría más indicios de la causa real del aparatoso accidente. Al parecer, sólo lo sabremos cuando los investigadores extranjeros terminen de hacer lo suyo. El audio sólo confirma que 11 veces la torre de control buscó saber del helicóptero, y fueron 15 minutos en los que no se supo nada, lo demás es historia.

Mientras, ha quedado exhibido el “mecanismo” extralegal más rápido de desclasificación de información reservada: el control político de daños impuesto desde el Palacio Nacional.

Twitter: @JorgeMachucaL


Semblanza

Jorge Machuca Luna

Periodista desde 1997 con experiencia en prensa, radio, televisión, medios digitales y docencia universitaria, egresado de la licenciatura en comunicación de la UPAEP con estudios de maestría en Comunicación Pública en la Universidad de las Américas Puebla. Diplomado en Transparencia, Acceso a la Información y Gobierno Abierto. Exbecario de la Fundación Prensa y Democracia en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. Ganador del segundo lugar del Premio Puebla de Periodismo Cuauhtémoc- Moctezuma 2014 por la columna "La Caja de Cristal”. Ha sido docente en las universidades UPAEP, Ibero Puebla, Anáhuac Puebla y Siglo XXI. Ha trabajado como reportero, corresponsal, enviado especial, comentarista, columnista, jefe de información, conductor, director de noticias y gerente en 105.1 FM, La Jornada de Oriente, Radio Oro, Grupo Milenio, NG Puebla y Megacable. Contacto: jorge.machuca.luna@gmail.com Twitter: @JorgeMachucaL Facebook: Jorge Machuca Luna

Ver más +

Encuesta