Viernes, 23 de Agosto de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



La ley antideuda para los gobiernos de los estados

Viernes, Diciembre 4, 2015 - 19:45
 
 
   

La denominada Ley de disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios aprobada por la Cámara de Diputados, cuyo objetivo es controlar y transparentar el manejo de los recursos públicos, evitar desvíos y que se haga un dispendio de los mismos. Otro de los aspectos que pretende regular, es el evitar que la nómina de las entidades con mayor endeudamiento crezca por arriba del 3 por ciento anual, además de obligarlas a destinar sus excedentes fiscales al pago de la deuda y a la inversión pública.

Además, que se requiera la aprobación de las dos terceras partes de los integrantes de las legislaturas estatales para aprobar los montos máximos de financiamiento, se crea un registro nacional de deudas y un sistema de alerta sobre los niveles de endeudamiento por las entidades federativas. El dictamen, pasará ahora para su aprobación a la Cámara de Senadores, la que podrá hacerle las observaciones y cambios que considere pertinentes para su promulgación.

Considero una buena medida, a fin de que se restrinja y límite el uso abusivo de los recursos por parte de los Gobernadores de los Estados y Presidentes Municipales, quienes por lo general en aras de sus proyectos transexenales y de amasar una fortuna que les permita vivir en la opulencia el resto de sus vidas, compartiendo su fortuna con sus familiares, no tienen empacho en contratar deuda aún a sabiendas de que la misma, no se pagará en el periodo para el cual fueron electos y ejemplos tenemos muchos, ya que en la gran mayoría de los casos, ni la Auditoría Superior de la Federación, ni los órganos superiores de fiscalización de los Estados, son capaces de hacer las observaciones pertinentes a los Gobernadores y mucho menos de incarles responsabilidades o iniciarles investigaciones administrativas para llegar a sancionarlos. Uno de los factores que más inciden en todo esto, es el control que ejercen sobre los Congresos locales, donde generalmente cuentan con una mayoría superior a las dos terceras partes, que les permite sean autorizadas sin ningún problema sus cuentas públicas, aunque después se detecten anomalías o dispendio de recursos; las cuentas aprobadas, nunca se reabren para deslindar responsabilidades, sino que se quedan como fueron aprobadas y el siguiente Gobierno, debe hacerse cargo de saldar la deuda que le fue heredada por su antecesor, siendo esa la historia de lo que actualmente ocurre en las sucesiones de Gobernadores, independientemente del Partido al que pertenezcan, se aplica el dicho “tapaos los unos a los otros” y finalmente no pasa nada, como fue el caso del escandaloso endeudamiento en que dejo sumido al Estado de Coahuila el exgobernador Humberto Moreira.

A estas alturas, si se dieran a conocer los niveles de endeudamiento público de los Estados, serían escandalosos, los casos de varios de ellos, ya que seguramente sus actuales gobernadores no serán afectados por esta nueva legislación, ya que se  encuentran al final de sus administraciones. Por lo que, no sería nada extraño, que desde ahora  algunos de ellos, estén planeando con sus asesores las mejores formas de buscar promover  reformas legislativas que les permitan continuar endeudando sus Estados, dejando a salvo su  responsabilidad y que sus planes de enriquecimiento, no se vengan abajo, sobre todo cuando  trabajan en estos momentos en promover el triunfo en las elecciones de sus delfines, para  alcanzar la impunidad para cuando concluyan sus administraciones, ojalá me equivoque, pero eso  Sólo el tiempo nos lo dirá.


Semblanza

Germán Molina Carrillo

Director General del Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla A.C.

Ver más +

Encuesta