Los robos, principalmente a transeúnte, así como la venta y distribución de drogas, son dos de los principales retos de la administración municipal de Eduardo Rivera Pérez pues son los delitos cuya incidencia ha crecido más en el último año.

Si bien el primer evento oficial de Rivera Pérez fue el pase de lista de los uniformados que componen la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), hasta el momento, la titular del área, María del Consuelo Cruz Galindo, no ha anunciado si se mantendrán las acciones ya existentes o habrá un cambio en la operación policial.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), los asaltos a transeúntes, el narcomenudeo, el robo a casa habitación, el robo a negocio y en general los robos, son los delitos que más incrementaron su incidencia en un año, al corte de septiembre pasado.

Los robos

El delito de robo a transeúnte se ubica a la cabeza del listado al registrar un crecimiento en su incidencia de 215.91 por ciento. Entre octubre de 2019 a septiembre de 2020 se denunciaron 591 casos, pero de 2020 a 2021, los casos aumentaron a 1 mil 867.

El robo a casa habitación ocupa la tercera posición entre los delitos que más crecieron, pues en los periodos arriba citados hubo un aumento de 342 casos, que equivalen a 66.86 por ciento, al pasar de 522 a 871 carpetas de investigación.

En el último año, el robo a negocio ha crecido 35.98 por ciento, toda vez que de octubre de 2019 a septiembre de 2020 se denunciaron 1 mil 690 casos, pero en los siguientes doce meses, las carpetas de investigación fueron 2 mil 298.

Según las cifras de la Fiscalía General del Estado, el robo en general,  que incluye las subcategorías arriba citadas, aumentó 35.86 por ciento pues de octubre 2019 a septiembre 2020 hubo 8 mil 606 carpetas de investigación y en los doce meses siguientes fueron 11 mil 692.

Narcomenudeo y servidores públicos

Otro de los retos de Rivera Pérez será el narcomenudeo. Si bien las autoridades han justificado el aumento de las carpetas de investigación de este delito por las acciones para combatirlo, lo cierto es que el delito persiste y por eso se abren más carpetas de investigación.

En el caso de la capital poblana, en el último año se abrieron 1 mil 105 carpetas de investigación por narcomenudeo, lo que equivale a un incremento del 87.93 por ciento en comparación con el año previo, cuando se abrieron 588 carpetas.

De acuerdo con el gobierno del estado, el narcomenudeo y el robo de combustible son dos de los delitos mediante los cuales las bandas criminales financian otros ilícitos.

Del mismo modo, resalta el incremento de denuncias por delitos cometidos contra servidores públicos, el cual creció en el último año 31.25 por ciento, con 462 carpetas de investigación en los últimos doce meses, contra 352 en el año previo.

A diferencia de estos delitos, hay otros de alto impacto que han reducido su incidencia como es el caso de los homicidios, que en el último año han bajado 32.6 por ciento en comparación con el año inmediato anterior.

Lo mismo ocurre con los feminicidios, que redujeron 25 por ciento, mismo porcentaje que los secuestros, mientras que la violencia familiar disminuyó un 16.83 por ciento.