Motociclistas y familiares de Donovan Abraham, joven de 17 años que muriera en el enfrentamiento en las inmediaciones del aeropuerto capitalino, le organizaron una despedida en la explanada de la Puerta 15 del autódromo Hermanos Rodríguez.

El joven habría sido contratado por los sicarios de la Unión Tepito para conducir la moto en la que huirían luego de asesinar a un empresario al que ya habían monitoreado durante un mes.

 Desde las 11:00 horas de ayer domingo se concentraron los motociclistas amigos de Donovan quienes decían a propios y extraños que el joven murió en un “accidente”. Ni uno aceptaba que el joven -según las autoridades de investigación- fue contratado por la Unión de Tepito por ser un “experto” en las motos de pista.

Al medio día llego el féretro, dentro se encontraba el cuerpo de Donovan ataviado en un traje negro y con accesorios de motociclista. En ese momento empezaron a rugir las motos; todos entonaron los motores al máximo, mientras que otros hacían “donas” o quemaban llantas alrededor del cadáver.

“Donovan, Donovan, Donovan, ra-ra-ra”, quitaban los deudos en ese lugar, el acto causó temor a testigo quienes no daban crédito a la escena; un ataúd y varios motociclistas dando vueltas en su alrededor.

Las personas que intentaron asesinar al empresario restaurantero Eduardo Beaven Magaña, en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), tenían más de un mes cazando a su víctima, revelaron los primeros avances en la investigación luego de que se capturó a El Alemán, líder de la célula delictiva de La Unión, y se encontraron entre sus pertenencias fotografías del empresario, según información del diario El Universal.