Lo que Luis Alberto Arriaga Lilia heredó a la administración de Paola Angón Silva son múltiples deudas y problemas que el ahora expresidente dejó pasar de largo, tal es el caso de los casi 21 millones de pesos que le debe a la empresa O limpia desde hace más de 9 meses, el pago por concepto de aguinaldo y liquidación a más de 100 empleados, los 90 mil pesos que adeuda desde 2019 a una lonchería y los 72 mil pesos que no pagó por transporte para la campaña.

La empresa O limpia, encargada de los servicios de barrido, recolección y transportación de los residuos sólidos generados en el municipio, ya tomó cartas en el asunto y actualmente el ayuntamiento de San Pedro Cholula ya cuenta con una denuncia, en la cual, se señala que dicha administración dejó de pagar desde el pasado mes de febrero hasta la fecha, sumando nueve facturas de adeudo, que son en total 20 millones 956 mil 959 pesos.

En un documento firmado por la apoderada de la empresa O Limpia, Sociedad Anónima de Capital Variable, Diana Ortiz Trujillo, se indica que existe un contrato de título de concesión por 20 años de vigencia firmado desde el 23 de marzo del 2016, pero Luis Alberto Arriaga Lila dejó de pagar desde el pasado 17 de febrero del presente año.

Isabel Vázquez del área del DIF de San Pedro Cholula reclamó su finiquito de la administración y la parte proporcional de su aguinaldo, pago que fue prometido por el mismo expresidente municipal durante una sesión de Cabildo; en esta misma situación hay al menos 100 empleados afectados.

“Nuestro pago no se ha reflejado hasta el día de hoy, pero el presidente afirmó que todos los trabajadores de confianza tendríamos la parte proporcional y nuestro finiquito”.

Otro de los empleados del área de alimentos del DIF expuso que la problemática se agudizó, debido a que no saben qué pasará con su dinero, toda vez que la administración de Alberto Arriaga ya concluyó y ya no reciben respuesta alguna por parte de él.

Hasta el momento los empleados afectados no se han acercado a la presidenta Paola Angón, pero dijeron estar conscientes de que estos temas no le corresponden, ya que debieron solventarse con el edil saliente.

Otro de los pendientes que se dejaron a la próxima administración fueron los 90 mil pesos que se deben a una lonchería por paquetes de tortas que el expresidente regaló durante la campaña del gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta en el año 2019.

María Gaona Cortés se dijo molesta porque le dan largas para pagarle por este servicio: “me pidieron lonche, puro lonche, un pedido de cuatro mil, otro de tres mil y fue una cantidad, yo dije pues órale, para que no quede mal el presidente, pero me deben desde el año 2019 (…) ¿Me voy a quedar con las manos vacías? yo necesito mi dinero”.

En la misma situación se encuentra una mujer que dio el servicio de transporte para llevar personas a la campaña del gobernador, a la que tampoco se le liquidó y se le deben 72 mil pesos.

Todo esto a pesar de que el funcionario público aseguró durante su último Informe de gobierno que su administración no dejaría ninguna clase de adeudo y se auto calificó como uno de los mejores ayuntamientos a nivel internacional.