Mientras que el Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (CAFIS) consideró como delicado que la iglesia católica promueva marchas contra el aborto, legisladores panistas defendieron que la Arquidiócesis de Puebla realice este tipo de manifestaciones.

La Arquidiócesis de Puebla invitó a los católicos a sumarse a la Marcha Nacional “A favor de la mujer y la vida”, el próximo domingo 3 de octubre en la Ciudad de México y a la caravana automovilística que se realizará en la ciudad de Puebla, partiendo de la fuente de Los Frailes, de la zona de Los Fuertes y desde Ciudad Universitaria para llegar al Parque Juárez.

La directora de CAFISNatalí Hernández Arias, opinó que es “sumamente delicado” porque una movilización es una acción política.

“ Resulta lamentable que una institución que precisamente promueve valores de respeto, de igualdad, de justicia,  encabece una movilización que justamente sigue dañando o sigue manejando un discurso de odio en contra de las prácticas de ciertas mujeres, de ciertas personas que necesitan interrumpir un embarazo”, expresó.

Enfatizó que los poblanos viven en un estado laico y que las personas tienen derecho a tener diversidad de posturas y de creencias, mientras la iglesia,  la religión, está politizando una postura personal e interfiere en las instituciones políticas que tienen la obligación de regular conforme al estado laico.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que no se puede castigar a una mujer si aborta y los congresos estatales tienen la obligación de abordar el tema.

En entrevista por separado, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Mónica Rodríguez Della Vecchia, comentó que es válido que cualquier se manifieste a favor de lo que considere conveniente siempre y cuando lo haga de manera ordenada.

Mencionó que el Partido Acción Nacional no está a favor de castigar a las mujeres por abortar, prefiere impulsar que las adolescentes y mujeres conozcan su sexualidad y con base en eso decidan si desean ser madres o no.

A su vez, el diputado Rafael Micalco Méndez, también del PAN, opinó que la Arquidiócesis también puede manifestarse a favor o en contra de cualquier aspecto.

Por separado, la presidenta de la Comisión de Igualdad de GéneroNora Yessica Merino Escamilla, dijo que es respetuosa de este tipo de llamados porque en cualquier tema siempre habrá quien esté a favor y en contra, pero independiente de los grupos, se deben escuchar sus posturas.

“Obviamente va a ser nuestra obligación escuchar la voz de un sector que forma parte de la sociedad. Estemos de acuerdo o no, forman parte de la sociedad y es importante dar el trato y la atención, como es nuestra obligación (…).

 A su vez, el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jaime Natale Urangaaseguró que de manera personal y como partido están a favor de que las mujeres decidan sobre su cuerpo.

“Es muy respetable que cada quien pueda pensar diferente. Nosotros respetamos al arzobispo, a la iglesia, obviamente a sus ideales y de lo que ellos creen que está bien o está mal, pero nosotros tenemos los nuestros. Como legisladores creo que no debemos dejarnos llevar ni a favor ni en contra (…) como dijo la diputada Mónica Silva Ruiz, los derechos no se consultan, se otorgan y en eso vamos”, acotó.