En el último comunicado que Yoseline “N”, mejor conocida como YosStop, mandó a sus seguidores desde sus redes sociales, informó que, al comenzar la batalla legal a la que se enfrenta sintió mucho enojo, emoción que ha aprendido a trabajar desde el reclusorio femenil Santa Martha Acatitla.

“Claro que he sentido enojo y muchas otras cosas, pero ¿de dónde viene el enojo?… básicamente de nuestros propios pensamientos y emociones. Y me cuestiono: ¿de qué me sirve?… El enojo es un impulsor que lleva a la acción y eso puede ser favorable o no. A veces también el enojo se queda guardado y se convierte en resentimiento y rencor”, señaló la influencer.

YosStop fue detenida el pasado 29 de junio por miembros de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por el delito de pornografía infantil, por lo que, la youtuber se encuentra en prisión preventiva desde ese entonces, esperando la resolución de su estado jurídico.

Frente a ello, familiares allegados a la mexicana la han defendido, señalando su inocencia. Por su parte, su pareja Gerardo González la visita de manera frecuente en el reclusorio, donde le lee algunas cartas de sus seguidores a YosStop.

Así, la influencer se da tiempo para responder a su público. En su última publicación, compartida hace apenas unas horas, informó que sintió enojo por atravesar una situación parecida, no obstante, el encierro la ayudado a pensar que, ese tipo de emociones no la ayudan, por lo que ha decidido sobreponerse a ello:

“Ninguna de esas emociones me sirve, ni me ayuda, ni las quiero; son ‘veneno puro para el alma’. Tal vez si intercambiáramos papeles me sentiría igual que algunos de ustedes. Pero desde aquí les puedo asegurar que, a diferencia de antes, de que pasara esto, hoy me siento menos enojada, porque, así como me ha dolido, también he sanado mucho. He venido a sacar, sanar y a aprender muchas cosas, no sólo de mí misma sino de otras personas”, añadió Yoseline “N”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Finalmente, pidió a sus seguidores hacer lo mismo y no guarden rencor ni enojo en su ser: “los invito a que, si se sienten enojados por cualquier razón, detengan su mente y respiren profundamente un par de veces para tratar de soltarlo y no engancharse, no darle demasiada importancia a algo como para poder cambiar la forma en que ahorita están percibiendo su vida, dejen a la emoción pasar e irse, vas a volverla a sentir tarde o temprano pero el punto es que no te quedes ahí. Libérense del enojo”, concluyó la mexicana.