Estudiantes y docentes de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) se manifestaron este lunes afueras de la institución para exigir la liberación del campus y poder regresar a clases presenciales, por lo que el rector reconocido por el nuevo patronato, Armando Ríos Piter,  ofeeció entablar diálogo por medio de una comisión.

La manifestación se realizó en la calle 14 Oriente, en San Andrés Cholula, para exigir al gobierno del estado la salida de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que resguardan el plantel desde julio, cuando estalló el conflicto.

"Exigimos al gobierno del estado la liberación de la Universidad, pues todos queremos regresar a tomar clases presenciales, pero no es posible porque está tomada por elementos estatales. Los temas legales que se resuelvan en los juzgados, pero que no afecten los temas educativos de la institución", dijo uno de los alumnos de la UDLAP.

Actualmente se dirime en tribunales un pleito legal por el control de la institución entre los dos patronatos, pero ahora también hay una orden de aprehensión contra el exrector Luis Ernesto Derbez Bautista por presuntos desvíos, así como en contra de integrantes de la familia Jenkins de Landa por presunta triangulación de fondos y lavado de dinero.

Ríos Piter ofrece diálogo

Luego de la protesta, el rector reconocido por el nuevo patronato, Armando Ríos Piter, hizo un llamado a establecer “un grupo de trabajo que garantice todas las condiciones, para un regreso al campus que cumpla con los más altos estándares de seguridad para todos”.

El experredista propuso que las prioridades del grupo de trabajo sean “brindar los protocolos de actuación para un regreso responsable a las clases presenciales y para transparentar ante la comunidad los procedimientos que mantengan la certidumbre en los pagos de nómina, la continuidad laboral, las becas, los convenios internacionales y los procesos de titulación”.

En un posicionamiento difundido este mediodía, destacó que la UDLAP sigue cerrada por seguridad sanitaria y que el nuevo patronato ha mantenido la posesión del campus por resolución judicial.

Agregó que es falso que exista disposición de autoridad alguna en la cual se establezca regresar dicho inmueble al antiguo patronato.

En razón de que del conflicto aún se encuentra en tribunales, consideró que la buena disposición de todos los involucrados es indispensable para evitar “que se empañe” el sano desenvolvimiento de la vida universitaria.

“Estoy convencido de que el diálogo y la transparencia ayudan a tener claridad sobre las dimensiones del conflicto jurídico y evitan que éste interfiera en las actividades cotidianas, eliminando los prejuicios que algunos pretenden sembrar”, señaló Ríos Piter sin dar nombres.

La protesta de este lunes se dio luego de que hace unos días un juez del estado giró una orden de aprehensión en contra del exrector Luis Ernesto Derbez Bautista, acusado de un presunto desvío de 100 millones de pesos, propiedad de la Fundación Mary Street Jenkins, por lo cual pidió licencia y Cecilia Anaya Berríos fue nombrada rectora interina por el patronato anterior, que desconoce a Ríos Piter.