Durante la mañana de este sábado 31 de julio, guardias ciudadanos de San Pedro Cholula se manifestaron en el primer cuadro del municipio denunciando una reducción de sus salarios hasta en un 40 por ciento sin justificación alguna.

Los guardias ciudadanos indicaron que, la dirección de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de dicha demarcación solo les informó que dicha baja a sus sueldos fue una orden por parte del presidente municipal Luis Alberto Arriaga Lila, quién aseguró no contar con los recursos suficientes para pagarles.

Por tal motivo, los manifestantes exigieron que se les regrese su salario normal, pues aseguraron que con dicha disminución de salarios es imposible poder sostener los gastos de sus hogares.

"No es posible que nos bajen el sueldo sin previo aviso, nuestras quincenas salieron con más de mil 500 pesos menos y eso no es justo, pues con eso no podemos solventar los gastos de nuestra casa", dijo un guardia ciudadano.

De igual forma, los elementos ciudadanos indicaron que durante el tiempo que duró dicha manifestación se intentaron comunicar con el edil cholulteca, sin embargo, nunca contestó sus llamadas o mensajes dejando en claro el poco interés que existe de su parte para tener un diálogo con ellos.

Cabe mencionar que, en San Pedro Cholula el índice delictivo ha ido en aumento en los últimos meses, sobre todo en robo de vehículos y autopartes. Pues de acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado en lo que va del año se han reportado 129 vehículos desaparecidos en esta demarcación.

Ante esta situación, al lugar arribó la regidora de trabajo del ayuntamiento municipal, Beatriz Pérez, quien se comprometió a dar una solución a las peticiones de los guardias ciudadanos y respaldarlos para que su salario vuelva a ser con la cantidad de dinero correspondiente.

"Me comprometo con todos ustedes a darles todo mi respaldo para que se pueda llegar a una solución a su petitorio, veré la forma para que su salario vuelva a salir con normalidad y no exista una reducción del mismo", aseguró la regidora.

Al respecto el gobierno de Cholula informó un ajuste salarial a trabajadores
 

El ayuntamiento de San Pedro Cholula aplicó un ajuste salarial a la baja, al personal no permanente, informó el Secretario de Gobernación, Carlos Ponce Quijano, al recibir a Guardias Ciudadanos y Turísticos del municipio inconformes con la medida administrativa.
 
El funcionario refirió que la decisión fue consecuencia de la inminente disminución de ingresos que generó la contingencia sanitaria por Covid-19 a las arcas municipales, desde marzo del 2020, y el recorte de recursos estatales y federales; por ello, la medida tuvo que aplicarse para evitar también rescindir de los servicios de trabajadores.
 
“En el momento más crítico de la pandemia nosotros, como Ayuntamiento, solventamos muchas cosas y se cumplió con servicios y prestaciones de manera íntegra y siempre a tiempo. Hubo mayor inversión en el tema de la contingencia y los trabajadores no se vieron afectados en sus salarios. Recordemos que hay algunos municipios qué incluso tomaron determinaciones en el sentido de irse a la mitad del pago, incluso hay algunos que tuvieron que despedir a gente en el momento más crítico de la pandemia”, comentó.
 
En ese sentido, Ponce Quijano aclaró que el ajuste salarial no fue del 50 por ciento y que se realizó conforme el tabular aprobado, lo que permanecerá hasta el cierre de la administración, es decir, por las próximas 5 quincenas; conservando su trabajo y sin despidos a guardias.
 
La medida administrativa no aplica para policías municipales, quienes mantienen sus actividades de manera cotidiana y sus responsabilidades de seguridad pública. Tampoco se aplicó a personal sindicalizado, custodios y pensionados.
 
Dicho acuerdo se notificó este viernes por la mañana, dando tiempo a que los titulares de las áreas lo hicieran del conocimiento a su personal, previo a que se hiciera el depósito de la quincena.
 
Tras conocer los detalles, los Guardias Ciudadanos y el titular de Gobernación acordaron que el lunes sostendrán una nueva reunión de trabajo para abundar detalles respecto a la situación.
 
Mientras tanto, los servidores públicos se reincorporan a sus funciones en los días, horarios y lugares ya establecidos y conocidos por ellos.