En avanzado estado de descomposición y al fondo de una barranca que se localiza en la carretera a Santa Cruz Alpuyeca, en los límites de Puebla con Amozoc, fue descubierto un cadáver.

Aunque se presume que podría tratarse de una mujer, será mediante la necropsia de rigor que las autoridades forenses establezcan si se trata de una mujer o de un hombre.

El hallazgo se registró el 28 de julio por la tarde, cuando a través de una llamada al número de emergencias se alertó sobre la presencia de un cuerpo humano en una barranca del kilómetro 3.8 de la referida vialidad.

Policías de diversas corporaciones, agentes ministeriales y peritos se trasladaron al lugar, donde confirmaron que se trataba del cadáver de una persona.

El cuerpo ya estaba carcomido por la fauna por lo que no se pudieron determinar sus características.

La zona fue acordonada para las diligencias del levantamiento del cuerpo y la recolección de datos e indicios.

Concluidas las labores de los peritos se ordenó el traslado del cuerpo a la morgue para a través de la necropsia, establecer la causa de muerte y si se trató de un hecho criminal o de un accidente.