A 3 meses de renovarse la dirigencia del PAN en Puebla comenzó la confrontación entre militantes, por lo que la presidenta y posible aspirante a la reelección, Genoveva Huerta Villegas, pidió unidad y calmar los ánimos.

Huerta Villegas se perfila para contender encabezando al grupo político del exgobernador Rafael Moreno Valle; por su parte Marcos Castro Martínez, exregidor del ayuntamiento capitalino, es impulsado por el grupo del alcalde electo de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, mientras que como tercer competidor se vislumbra a Rafael Micalco Méndez, quien ya fue dirigente estatal en dos ocasiones.

En un comunicado Huerta Villegas urgió este martes a preservar la unidad en el partido, y rechazó que ejerza “revanchismo político” en contra de panistas. Así mismo se jactó de ser incluyente y dar cabida a todos los grupos y liderazgos, al tiempo que destacó que su dirigencia ha sabido reconocer a toda la militancia.

“Queremos ser un partido plural y no un partido individual. Queremos seguir siendo un partido incluyente, que tenga cabida para todos; queremos que en el PAN quede demostrado con hechos que en esta campaña ganamos todas, ganamos todos. El capital humano que creamos es nuestro principal valor”, enfatizó en su comunicado.

Evaluación toca a la militancia: Micalco 

Micalco Méndez enfatizó que la militancia será quien evalúe el trabajo de la actual dirigencia, pero destacó que hay mucho por hacer.

En entrevista refirió que en la campaña y sus recientes recorridos por el estado ha escuchado quejas y también reconocimientos de la militancia, por lo cual pidió no generalizar respecto a que todo está bien.

Aunque no quiso polemizar y dijo reconocer el trabajo de Huerta Villegas, destacó que con él al frente del PAN se ganaron 112 municipios, más de la mitad del estado, además de que hubo conciliación entre los diferentes grupos panistas y hasta entre el gobernador Moreno Valle y el entonces alcalde capitalino Rivera Pérez.

Por ello insistió en que la militancia tendrá que comparar resultados y valorar las opciones, pero coincidió en que se requiere unidad y trabajar cerca de toda la militancia sin importar grupos.

Regordosa duda de resultados de Micalco

Por su parte, Pablo Rodríguez Regordosa, exdirigente del PAN en Puebla capital, cuestionó los resultados de Micalco Méndez como dirigente, ya que pidió reflexionar “cuál de los dos Rafael hizo ganar al PAN”, en alusión a que Moreno Valle era gobernador.

Aunque se dijo respetar el trabajo del exdirigente estatal, consideró que es necesario que el proyecto de Huerta Villegas tenga continuidad para consolidarlo de cara a la elección del 2024.

Al mismo tiempo arremetió contra Rivera Pérez, a quien acusó de pretender un “agandalle” para controlar el PAN por medio de Castro Martínez.

El exdiputado local acusó al alcalde electo de replicar las prácticas que, en el pasado crítico a Moreno Valle, pues reclamó que Rivera Pérez quería la candidatura a la alcaldía de Puebla sin dar espacios en su planilla a otros grupos, como no lo hará en su gabinete y tampoco en el partido en caso de que gane Marcos Castro.

Ana Tere respalda a Castro

A su vez, la excandidata a gobernadora y diputada federal electa, Ana Teresa Aranda Orozcorespaldó a Castro Martínez y criticó que la dirigencia de Huerta Villegas ha quedado a deber a la militancia.

Vio experiencia y capacidad en el exregidor del ayuntamiento, además de que consideró que el PAN necesita de un perfil conciliador, inteligente y que conozca el estado.

Por su parte Francisco Fraile García, exsecretario General del partido, evitó pronunciarse sobre el desempeño de la actual dirigencia estatal, de la cual fue parte unos meses hasta marzo de este año.

Vía telefónica refirió que no opinaría del proceso interno porque no es “un actor en ese asunto” y se dijo respetuoso de quienes aspiran, pero anticipó que en próximos días “sucederán” algunas cosas y ya se pronunciará al respecto.