En sesión de Cabildo del cuerpo edilicio de Teziutlán, fue acordada la desaparición del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de esta ciudad, para que nuevamente retorne como una dirección municipal del Ayuntamiento.

El motivo de esta extinción es una seria de puntos, entre ellos el tema presupuestal, ya que debido a la pandemia los ayuntamientos han concentrado problemas de flujo de efectivo, lo que llevó a tomar esta decisión para obtener un ahorro de 4 millones de pesos que serán invertidos en infraestructura para resolver el problema del agua que existe en el municipio, como lo es la excavación de más pozos del vital líquido.

En entrevista para e-consulta, Carlos Peredo detalló que estas son decisiones que se tuvieron que tomar para llevar a cabo finanzas sanas en el municipio, explicó que de manera jurídica se hizo el proceso mediante la sesión de cabildo, el cual fue consumado el día de hoy, para que posteriormente se notifique al congreso sobre la desaparición de este órgano que ahora será centralizado al municipio.

“El Sosapatz siempre ha sido un organismo del gobierno municipal, por lo tanto, la operatividad seguirá laborando de la misma manera, no tendrá ningún cambio, la parte operativa si va a sufrir reducciones de personal, aquí seria el ahorro… ahora es una dirección de agua potable y saneamiento”.

Abundó que, al pasar a ser una Dirección municipal, no necesitarán de un contador o de asistentes contables, pues esta parte administrativa quedará a cargo de la tesorería municipal, así como el personal de cajas del Sosapatz, ya que los cajeros de la tesorería concentraran también el cobro del agua potable.

“La propia contabilidad del gobierno municipal ya lo absorbe, por ejemplo cajeros, los cajeros se vuelven universales, ya podrán cobrar agua o predial o cualquier impuesto sin necesidad de separar al sistema operador”.

El ahorro al centralizar el Sosapatz vendría a ser en la parte de auditoria ya que al año los auditores del Sistema Operador de Agua, cobran 500 mil pesos y lo mismo con los abogados que asesoraban a este sistema, quienes cobraban 25 mil pesos mensuales, sumando gastos hasta llegar a una inversión de 4 millones de pesos.

Por último, dijo que el ahorro será invertido en la contratación de geólogos y personal para la excavación de más pozos de agua potable con una profundidad de por lo menos 200 metros, con lo que se busca el próximo año, resolver el problema de agua potable y que más comunidades y colonias tengan este servicio y ya no depender del municipio vecino de Chignautla, quien es el que actualmente surte de agua a la ciudad.