El promedio de paternidad en México es de 24 años, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) a propósito del Día del Padre que se celebra este domingo; entre los jóvenes el indicador se ha postergado debido al uso de métodos anticonceptivos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda festejar la fecha sin exponerse a contagios de Covid-19, reforzar las medidas sanitarias de lavado correcto de manos, uso de gel a base de alcohol, cubrebocas y convivir solo con los miembros del hogar.

La Encuesta Demográfica Retrospectiva (EDER) reveló que 17.8 millones de hombres de entre 20 y 54 años de edad en México habían tenido al menos una hija o hijo nacido vivo en 2017; la cifra correspondía a 67 por ciento de la población masculina estimada para ese grupo de edad.

La paternidad es una condición cuya frecuencia aumenta entre los hombres conforme avanza su edad: sólo uno de cada cuatro jóvenes varones, de 20 a 24 años, son padres; en contraste, con los 9 de cada 10 adultos de 50 a 54 años.

De acuerdo con el INEGI, para los nacidos entre 1970 y 1974, la edad media de paternidad fue de 25 años; en los jóvenes nacidos entre 1990 y 1994 se observa una postergación y la probabilidad acumulada de haber sido padres a los 24 años, en términos de porcentaje, es de 38.6, mucho menos de la mitad.

Lo anterior puede explicarse por el aumento en el uso de anticonceptivos entre los jóvenes, ya sea que el método sea usado por ellos o sus parejas.

En México, de acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020, 21.2 millones de hombres de 15 y más años, se identifican como padres de al menos una hija o hijo que reside en la misma vivienda.

Estos padres representan a 46.9 por ciento de la población masculina en este rango de edad (45.3 millones) y su edad promedio es de 45 años.

Entre los hombres de 40 a 49 años, a cerca de 7 de cada 10 se les identifica como padres de algún residente de su misma vivienda, lo que equivale a 68.9 por ciento.

En 2020, la estructura por nivel de escolaridad de los padres es bastante desigual: 4.5 por ciento indicó no tener nivel de escolaridad alguno, la mayoría (55.8 por ciento) cuenta con estudios de educación básica, 20.8 por ciento tiene estudios a nivel medio superior, y 18.8 por ciento alcanzó estudios en un nivel superior.

Un total de 2.7 millones de hombres de 15 años y más, identificados como padres, se encontraban como Población No Económicamente Activa: jubilados o pensionados, 5.5 por ciento; padres que se dedican al trabajo doméstico , 1.6 por ciento; y padres incapacitados permanentemente para trabajar, 2 por ciento.

A 4.8 por ciento, de acuerdo con el INEGI no se le identificó algún rol productivo o impedimento para trabajar.