Este lunes 21 de junio, a las 11:30 horas, se realizará el Primer Simulacro Nacional 2021 con la participación de más de 2 mil negocios, oficinas, edificios de gobierno, unidades habitacionales y otros espacios públicos, luego de que el año pasado se suspendió la actividad por la pandemia del covid-19.

El macrosimulacro fue convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil para reforzar la cultura de la prevención y fortalecer las capacidades de reacción de las unidades internas y sus brigadas ante una emergencia.

A nivel local, la Dirección de Protección Civil Estatal y la Secretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos Municipal de Puebla coordinan el proyecto que tiene como hipótesis el registro de un sismo reportado por el Servicio Sismológico Nacional (SSN) con magnitud 8.1 grados.

La Alerta Sísmica se activará en el día y hora señalados, por lo que las autoridades han implementado una campaña de publicidad para que la gente sepa que se trata de un simulacro para crear conciencia, por lo que se recomienda mantener la calma y realizar las acciones pertinentes del simulacro.

Participan más de 2 mil lugares; el 70% en la ciudad

De acuerdo con la Coordinación Nacional de Protección Civil, en Puebla hay registrados hasta este sábado, más de 2 mil 200 negocios, oficinas, edificios, empresas, unidades habitacionales y registros particulares para participar en toda la entidad.

De los registros documentados, alrededor del 70 por ciento de los inmuebles donde se llevará a cabo el macrosimulacro están el Puebla Capital y la zona metropolitana.

En la ciudad de Puebla, de acuerdo con la Secretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos, la alerta se activará en la Unidad Habitacional San Bartolo, Agua Santa, La Hacienda, en el Puente de México, el Puente Negro, la Central de Autobuses de Puebla (CAPU), el centro comercial y terminal Paseo Destino.

El simulacro también será retomado por estaciones de radio y televisión, otros inmuebles públicos de dependencias, incluido el Palacio Municipal, para lo cual se pretende realizar un cierre de las calles aledañas debido a que el zócalo permanece cerrado por las labores de mantenimiento.

El cierre de calles aledañas se hará para poder dar cumplimiento a los protocolos preventivo sanitarios, a fin de prevenir contagios por Covid-19, como mantener la sana distancia, el uso de cubrebocas, la aplicación de gel antibacterial antes, durante y después del simulacro, así como lavarse las manos previo y posterior al evento.

Las recomendaciones de seguridad

Las diferentes instancias de Protección Civil coinciden en las diferentes acciones que se deben de hacer previo al simulacro y practicarse como plan de emergencia permanente.

En primera instancia, piden identificar el punto de reunión más cercano; identificar la ruta de evacuación más cercana, si el tiempo en llegar a la ruta de evacuación es más de 60 segundos, identificar las zonas de menor riesgo y realizar repliegue; identificar registros de agua, luz y gas.

También se recomienda asignar responsabilidades a los integrantes de la familia o equipo de trabajo; recorrer las rutas correspondientes para saber por dónde conducirse; tener preparada la mochila de emergencia con cubrebocas, caretas y gel antibacterial, además de los insumos básicos.

Al escuchar la alarma sísmica, se pide a la gente interrumpir las actividades y comenzar con la aplicación del plan de emergencia; asegurarse de contar con el cubrebocas; dirigirse a las salidas señaladas sin correr, empujar o gritar; evitar entrelazar los brazos con los de otros compañeros; no llevar cosas que puedan entorpecer sana distancia.

Y una vez concluido el simulacro, hay que esperar las indicaciones de las autoridades o encargados de los inmuebles; regresar ordenadamente al inmueble; lavarse las manos; evaluar el plan ante la emergencia presentada, a fin de ajustar tiempos y movimientos.