Cecilia Moreno Romero es la nueva contralora del ayuntamiento de Puebla luego de que el cabildo avalara la renuncia de José María Sánchez Carmona, quien tuvo a su cargo la investigación de Andrés García Viveros, ex coordinador ejecutivo de la presidencia municipal, acusado de acoso sexual.  

Durante la sesión de cabildo del 17 de junio, la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, presentó la renuncia de Sánchez Carmona y propuso la llegada de Moreno Romero, quien en esta misma fecha rindió protesta.

Este cambio se aprobó luego de que la alcaldesa ejerciera su voto de calidad, pues hubo 12 votos a favor y 12 en contra. Además hubo una serie de señalamientos por parte de regidores respecto a que el nuevo perfil no contaba con experiencia en el tema, no había explicaciones sobre la salida del ahora exfuncionario y también varios pendientes.

La regidora Carolina Morales García recordó que en su momento los regidores del Partido Acción Nacional (PAN) señalaron que Sánchez Carmona no era una buena opción pues se requería alguien ajeno a las malas decisiones del primer contralor, Mario David Riveroll Vázquez.

Morales García consideró que Sánchez Carmona debería quedarse hasta terminar la actual gestión, a la cual le quedan cuatro meses, con la finalidad de no dejar ningún pendiente o de lo contrario dar detalles sobre las causas de su salida.

En su participación el regidor Roberto Esponda Islas comentó que actualmente hay 11 auditorías a diferentes áreas del ayuntamiento, como a la Secretaría de Bienestar, las cuales tendrían afectaciones por los cambios.

Dijo que se debería conocer si el ahora exfuncionario presentó su renuncia o “lo renunciaron” por cualquier otra cuestión.

Mientras Sánchez Carmona estuvo al frente de la contraloría, surgió el caso de Andrés García Viveros, exfuncionario municipal cercano a la alcaldesa, acusado de acoso sexual, tema que cobro relevancia en la pasada campaña electoral.