Al admitir a trámite la controversia constitucional promovida por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la ministra Norma Lucía Piña Hernández otorgó una suspensión parcial contra del Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Panaut),

La decisión fue dada a conocer por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la noche de este lunes, aunque no abunda sobre los alcances de esta decisión, pues señala: “Se niega la suspensión en los términos solicitados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, bajo los argumentos contenidos en el cuerpo del presente acuerdo. Se concede la suspensión solicitada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones, en los términos y para los efectos que se indican en este proveído.”

Los efectos concretos de la suspensión que sí se concedió no se conocerán hasta que la ministra Piña publique el contenido concreto de su acuerdo, lo cual ocurrirá en los próximos días.

Alegando que la obligación que se le impone para organizar y mantener el Panaut “contraviene su autonomía presupuestal”, el IFT presentó esta controversia constitucional pues el marco legal de este registro biomédico no le asignó recursos para su operación.

El organismo autónomo afirmó que echar a andar el Panaut le costaría 109 millones 864 mil pesos de inicio, más 88 millones 584 mil pesos anuales para mantenerlo funcionando.