Con el argumento de proteger la presunción de inocencia, la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México se negó a informar cuál es el avance que hay en cada uno de los procesos penales abiertos en 2014 sobre primer cierre de la Línea 12 del Metro.

En ese año funcionarios del gobierno capitalino fueron acusados por las irregularidades que en ese año ocasionaron el cierre de la línea

La Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México, a cargo de Ernestina Godoy, se negó a informar cuál es el estado procesal de las denuncias que se presentaron en 2014 contra 43 servidores públicos tanto de la Dirección de Proyecto Metro, que estaba a cargo de la Secretaría de Obras, como del Sistema de Transporte Colectivo Metro, según una solicitud de acceso a la información del diario Milenio.

Esos 43 servidores públicos recibieron en 2014 diferentes sanciones administrativas, como destituciones e inhabilitaciones, por parte de la Contraloría General del gobierno de la ciudad, entonces encabezada por Hiram Almeida, quien también presentó denuncias penales contra algunos de ellos ante la entonces Procuraduría General de Justicia.

Aunque en la solicitud a la Fiscalía, únicamente se pidió conocer cuál es el estatus jurídico de cada una de las denuncias presentadas ese año y el número de averiguación previa o carpeta de investigación que identifique cada caso, sin que se revelaran más detalles sobre las investigaciones que pudieran ponerlas en riesgo, la Fiscalía de Justicia decidió no dar ningún dato sobre el tema y argumentó posibles violaciones a los derechos humanos al honor, a la propia imagen y a la presunción de inocencia.