Las agrupaciones Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) 28 de Octubre y Antorcha Campesina frenaron una inversión de Carlos Slim para  rehabilitar casonas del Centro Histórico, luego de que pidieron dinero para permitir la intervención, acusó el titular de Protección Civil Municipal, Gustavo Ariza Salvatori.

Ante regidores de Comisión de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, el funcionario municipal explicó que intentaron realizar un proyecto en coordinación con la fundación Carlos Slim y la Gerencia del Centro Histórico, en el que pretendían intervenir 10 casas como prueba piloto.

Se trata de un modelo que ya opera en la Ciudad de México, pero que en la ciudad de Puebla iba a contar con diferentes patrocinadores y con diferentes modelos de inversión de personas de la iniciativa privada.

“Ya estábamos poniéndolo en marcha pero nunca contamos que Antorcha Campesina y la 28 de Octubre iban a meterse en este proyecto y al final no nos dejaron avanzar. Prácticamente querían dinero para que se pudiera hacer algún proyecto. Y claro que no íbamos a acceder a eso. Y decidimos que no era viable. Se decidió incluso que las personas interesadas compraran de manera directa con el propietario la casa, pero el problema es el litigio (en el que están los inmuebles)”, denunció Ariza Salvatori, sin especificar montos.

El Centro Histórico, consideró, se ha convertido en la plaza comercial más grande de la capital y sin funcionalidad para uso de casa-habitación.

Gustavo Ariza declaró que en los proyectos para densificar esa zona “las organizaciones son un dolor de cabeza y no los dejan avanzar”.

Actualmente dio a conocer que emitieron 152 notificaciones en casas por posibles daños estructurales, pero que en la mayoría de los casos sus ocupantes no atienden las recomendaciones para desalojar.

Uno de los principales problemas, dijo, es que las viviendas están en indefinición legal y son ocupadas por personas u organizaciones que no pagan renta ni se comprometen con dar mantenimiento al inmueble.

Estimó que entre el 10 al 15 por ciento de las viviendas tienen riesgo y están habitadas.

En respuesta, las regidoras morenistas, Rosa Márquez Cabrera y Libertad Aguirre Junco pidieron dar seguimiento a la condición de las casonas para evitar algún incidente.

“No se debe abandonar el interés para entrar a la intervención, aún con los problemas con las organizaciones”, acotó Rosa Márquez.