El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que las ambiciones personales al interior de Morena afectaron al partido en el proceso electoral del domingo pasado.

En su conferencia mañanera de Palacio Nacional, dijo que en Morena hay quienes no han entendido que se está viviendo un momento definitorio e histórico para el país, y sólo ven por sus intereses y los de sus grupos políticos.

 “El poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. Todo lo otro es politiquería, es fantochería, prepotencia, ambición, individualismo”, aseveró

López Obrador resaltó que estos personajes son tan “irresponsables e inconscientes” que por su ambición personal fueron capaces de apoyar a los conservadores y corruptos.

Dijo también que otro factor fue que se agruparon sus adversarios, porque no quieren perder sus privilegios: “traficantes de influencia, políticos corruptos dueños de medios de comunicación, periodistas vendidos o alquilados, intelectuales orgánicos, todos. (…) Fue un bombardeo tremendo, eso ya lo padecí en 2006: la guerra sucia, y es fascistoide”, agregó.