El operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla para desalojar a normalistas de la Escuela Rural Carmen Serdán que tenían sitiada Casa Aguayo dejó como saldo 43 detenidos y se realizó con “apego a los derechos humanos” porque los policías no llevaban armas, declaró el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Sin embargo, en un comunicado la escuela Normal Rural “Carmen Serdán” de Teteles Ávila Castillo Puebla desmintió la declaración del gobernador y aclaró que su protesta fue pacífica, por lo que no había motivos para agredirlos.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario dijo que las alumnas iban acompañadas de normalistas varones de Guerrero, Michoacán y Morelos, quienes encabezaron una movilización violenta y después “atacaron con piedras a los policías que venían desarmados”.

“Muchos (policías) no llevaban ni toletes, (iban) desarmados hasta que (los normalistas) agredieron de tal forma que no hubo más que los forcejeos propios para evitar que encendieran las bombas molotov, para quitarles los palos y tubos, los escudos, las manoplas, navajas”, dijo.

Durante la operación fueron detenidas 43 personas, principalmente a normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Barbosa comentó que no hubo ninguna agresión; el trato fue de respeto y dignidad, además de que se desarrolló con la presencia de visitadores de derechos humanos, notarios públicos, defensores públicos.

Una vez detenidos, los normalistas fueron remitidos al C5, donde se les tomó su declaración y se revisó su estado de salud, para luego dejarlos en libertad este miércoles a las 6:30 de la mañana.

“El uso de la fuerza no es de este gobierno, ni instrumento, ni táctica, ni forma de actuar”, dijo Barbosa al referir que ayer fueron agredidas las instalaciones del gobierno y las fuerza del orden, por eso se actuó con estrategia policial, la cual estuvo liderada por Ardelio Vargas Fosado.

En la movilización los manifestantes  fueron rociados gas lacrimógeno y con extintores. Además hay pruebas fotográficas en medios de comunicación de agresiones físicas contra los normalistas, incluso contra de quienes no mostraron resistencia a ser detenidos.

Hay apoyo a las normales

Barbosa Huerta respaldó la existencia de las normales rurales en el país y en Puebla; pidió a los alumnos el diálogo como vía para resolver sus reclamos.

No obstante, dijo que en los movimientos de las escuelas rurales, locales y en México, hay estrategias negativas vinculadas con intereses políticos rumbo al proceso electoral del 6 de junio.

“Instruyo a la Secretaría de Educación que entable un diálogo inmediato con las estudiantes de la normal rural, pero no de la CNTE que está metida, no con los instigadores de otras normales. Con ellas (estudiantes de Teteles) necesitamos resolver”, comentó.

Durante su intervención, el secretario de Educación, Melitón Lozano Pérez declaró que las alumnas se negaron a un diálogo y que cuando parecía que se creaba una condición para llegar a acuerdos, ya tenían sitiada Casa Aguayo.

Informó que a las jóvenes se les refrendó el apoyo para recibir en este curso escolar un kit de materiales y que si las obras de infraestructura en nuevos salones están detenidas es porque la agrupación estudiantil cerró accesos ante el paro estudiantil en apoyo a la normal de Chiapas. Si se liberan, agregó, en dos semanas concluyen los proyectos, aseguró.

Comentó que otra de las peticiones de las alumnas es una nueva beca, pero que no es posible por las reglas de operación. “Solamente acceden a una sola beca. Ellas tienen la beca Benito Juárez y reciben 4 mil 800 pesos bimestrales; al año reciben 24 mil pesos. Además de que cada domingo reciben un premio de 28.39 pesos para sus gastos personales”.

Otra de las peticiones es el incremento de su presupuesto de 15 a 20%, sin embargo, ya tienen destinados 10 millones de la federación. “Se les dijo que en junio y julio sería el trámite para poder dar una respuesta específica y que no dependía directamente del estado”.

“Ellas (se) colocaron (en) una posición intransigente. Les señalamos que no pueden manejar la agenda de un gobernador, que un gobernador tiene mucho cuidado y me parece que se les estaba dando la alternativa, se le estaba dando un día, una hora específica y no la aceptaron. Entonces nos parece que la flexibilidad, la sensibilidad, la escucha, siempre han estado presentes”.

Atentaron con nuestra integridad: normalistas

En un comunicado, la escuela Normal Rural “Carmen Serdán” de Teteles Ávila Castillo desmintió al gobernador y aclaró que su protesta fue pacífica por lo que no había motivos para agredirlos.

“El día de ayer 1 de junio hubo una manifestación de manera pacífica en las instalaciones de gobernación en la ciudad de Puebla (…) reafirmando que desde un inicio nunca se tuvo una respuesta favorable a todas las problemáticas que presentamos como Normal Rural (…) el gobernador dispuso de un operativo con granaderos que rociaron gas lacrimógeno, golpearon brutalmente a nuestros compañeros y compañeras violando sus derechos y atentando contra su integridad tanto física como psicológica”, acusaron.

Las integrantes de la Escuela Normal Rural Carmen Serdán repudiaron la actitud violenta y sanguinaria” y pidieron de nueva cuenta una mesa de diálogo que dé pronta solución a sus problemas.

La CNDH pide al gobierno informe sobre normalistas

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió al gobierno de Puebla garantizar, proteger y facilitar las manifestaciones públicas, luego de que estudiantes de la Normal de Teteles fueran detenidos mientras protestaban en Casa Aguayo para exigir una reunión con el gobernador del estado, Miguel Barbosa.

También pidió al gobierno un informe de la situación de los 45 detenidos puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado y que se garantice el respeto al debido proceso.

En respuesta, el gobierno del estado de Puebla dijo que lo ocurrido “no tuvo el desarrollo de una protesta común, sino, como consta en el expediente 1/011549/2021 (…) al menos de cuatro autobuses descendió un grupo de jóvenes (…) que llevaban consigo, palos, tubos botellas, bombas molotov, y bidones de gasolina”.

Agrega eme un comunicado firmado por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, que no sólo eran estudiantes de la normal, sino que hubo varios adultos que golpearon a cuatro policías, dos de ellos mujeres que tienen heridas contusas.

La CNDH detalló que la protesta social es un elemento esencial para la existencia y consolidación de sociedades democráticas y consideró que durante las detenciones de los estudiantes no se mostró consenso en cuanto a la protección de la manifestación.