El Congreso de Puebla debe acatar las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre las reformas de identidad de género autopercibida, conocidas como “Ley Agnes”, aunque son temas “muy escabrosos”, dijo el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Cuestionado sobre la impugnaciónel mandatario se limitó a responder que es un tema de análisis y de dar cumplimiento.

“Fíjate que no he leído esa acción de inconstitucionalidad. Esos temas son muy escabrosos. Bueno, pues ya la Comisión Nacional Derechos Humanos interpuso esta acción y que se analice y nosotros lo que vamos hacer es dar cumplimiento a lo que la Corte resuelva”, dijo.

El recurso de la CNDH exige invalidar la fracción II del artículo 875 Ter del Código Civil del estado de Puebla, ya que exige la mayoría de edad como un requisito para tramitar la nueva acta de nacimiento con el reconocimiento de la identidad de género.

Para la comisión dicho requerimiento resulta discriminatorio e impide el libre desarrollo de la identidad personal, sexual y de género de menores de edad.

“Con ello, se excluye a las personas que se encuentran fuera de ese rango etario de acceder a ese procedimiento registral, por lo que contraviene el derecho a la igualdad y no discriminación, así como al libre desarrollo de la personalidad y de la identidad personal, sexual y de género, en perjuicio de niñas, niños y adolescentes”, señala el juicio.