Andrés Manuel López Obrador pidió perdón a las víctimas del derrumbe de un tramo en la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, y aseguró que en su gobierno “no le damos la espalda al dolor humano”.  

“Les pido perdón y lamento mucho estas desgracias, no como autoridad sino como persona, yo deseo que nadie sufra, esa es mi convicción, deseo que nadie pierda la vida, creo que lo más sublime, lo más importante de todo es la vida”, resaltó el mandatario.  

En su conferencia de prensa matutina, AMLO señaló que sin importar en qué circunstancias haya ocurrido la muerte, todas las personas, así como sus familiares, merecen respeto, afecto, cariño y humanismo.  

“Nada humano me es ajeno, desde luego que sí, ofrecer disculpas, ofrecer perdón, no somos nosotros superiores, somos iguales, somos seres humanos, entonces no le damos la espalda al dolor humano”, dijo.  

López Obrador hizo un llamado a la población a ser solidarios y fraternos, “lo que me tiene a mí aquí es eso, no es la ambición al poder o al dinero”. Recordó que la tendencia de su gobierno es el humanismo, orientado a defender las causas justas, para apoyar a todos aquellos que sufren. 

Pidió no ser egoístas o “estar pensando nada más en el dinero”. En su lugar propuso que prevalezca el respeto el cariño, “procurar ser felices estando bien con nuestra conciencia y con el prójimo, eso es lo que se necesita, lo que se requiere”, añadió.  

AMLO aprovechó para respaldar el trabajo de la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, frente a las víctimas de la tragedia. Incluso, puso la versión estenográfica de una conferencia de prensa de la funcionaria sólo para suscribir sus dichos.