Humberto Fuentes Rito de 32 años de edad, responsable de la volcadura de un autobús de la línea Oro que dejó ya seis muertos y veinte heridos, en la región de Izúcar de Matamoros, se suicidó ahorcándose con su playera, la cual fue atada a los barrotes de la celda en la que estaba detenido.

El hombre originario de San Andrés Azumiatla, perteneciente al municipio de Puebla, y que “en nombre de Dios” atacó al conductor de la unidad que realizaba la corrida de Tlapa Guerrero a Izúcar de Matamoros, fue encontrado sin vida este domingo.

Ante los hechos se dio parte a la Fiscalía de Puebla con el fin de que peritos y agentes estatales de investigación realizaran las pesquisas de ley para el levantamiento del cuerpo, dieron a conocer fuentes policiales.

El cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense (Semefo) y una vez que concluya la necropsia, será entregado a sus familiares.

El sábado, Humberto se levantó de su asiento y se dirigió al chofer del autobús en el que viajaba junto con 30 personas.

A la altura de Izúcar de Matamoros preguntó cómo llegar a la Ciudad de México y tras gritar “en el nombre de Dios”, se apoderó del volante hasta sacar del camino la unidad y volcarla, ya que supuestamente, una voz le dijo que tenía que acabar con su vida y con la de las personas que lo acompañaban.

Al instante el saldo fue de tres muertos y una veintena de heridos, mientras que él fue detenido más adelante.

Todos los lesionados, algunos graves, fueron llevados al Hospital General de Izúcar de Matamoros, donde recientemente se informó sobre el deceso de tres personas más.