Saludable

Beneficios y consecuencias del consumo del café

Beneficios y consecuencias del consumo del café
Por Andrea Domínguez | Domingo, Mayo 16, 2021 |
El consumo del café ayuda a mejorar la atención, sin embargo, en exceso puede tener consecuencias desastrosas

Una taza de café es una de las bebidas más populares en la sociedad, ya que muchos individuos alrededor del mundo optan por consumir esta bebida antes de comenzar su rutina diaria y, aunque presenta beneficios para nuestro organismo, en exceso también pueden causar efectos poco favorables. Te contamos de qué se trata.

De acuerdo con un estudio realizado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la cantidad que una persona consuma de cafeína tiene una íntima relación con el rendimiento de nuestra mente y con el manejo de nuestro sistema nervioso.

La idea colectiva de que una taza de café elimina los problemas del sueño durante el día, han hecho de esta bebida una de las más adictivas, pues la población adulta ha optado por tomarse una taza de café con la intención de tener un mejor rendimiento durante el día, sobre todo, si durante la noche anterior no lograron destacar de mejor manera.

Diversos estudios han avalado está moción, entre ellas la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria que destaca que la cafeína estimula la mejora de atención, razón por la que logra inhibir la sensación de sueño y cansancio.

Los efectos de esta sustancia surten efecto después de 15 minutos de la ingesta y pueden durar hasta seis horas. El principal proceso químico consta de estimular el sistema nervioso central y bloquear los receptores de adenosina, la encargada de estimular el sueño. Asimismo, también ayuda a producir dopamina, la cual da una sensación de placer.

Sin embargo, exceder la cantidad recomendada (400 miligramos) puede alterar la presión arterial, la frecuencia cardiaca, provocar ansiedad, insomnio y problemas digestivos o urinarios.

Otra de las consecuencias negativas es que puede provocar adicción, puesto que al consumir de manera continua grandes cantidades de cafeína, el cuerpo comenzará a producir más adenosina (encargada de provocar la sensación de sueño) y, por consiguiente, será más complicado bloquearla.

De esta manera, al reducir el consumo de café, es probable que surjan síntomas relacionados con síndrome de abstinencia como la depresión, cansancio o dolor de cabeza. Sin embargo, con el tiempo, el cuerpo irá asimilando que no necesita cafeína para tener alto rendimiento.

Con información de: Vogue

Foto Agencia Enfoque

También puedes leer contenido acerca de...
Loading...