Alrededor de 30 millones de mexicanos se quedarían sin el servicio de telefonía celular por el nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (PNUTM), según especialistas.

El padrón exige a los usuarios compartir los datos biométricos con los proveedores y el Gobierno, estimaron este martes especialistas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador alegó que con este padrón se combatirán las extorsiones y al crimen organizado.

“Nuestros cálculos es que alrededor de unos 20 o 30 millones de mexicanos pueden quedar desconectados por esta iniciativa”, indicó Jorge Fernando Negrete, presidente de la firma Digital Policy & Law Group en un foro virtual de la asociación civil Causa en Común.

La creación de este padrón obligará a los 124 millones de usuarios de celulares que existen en México a registrar sus datos biométricos y entregar parte de su información sensible.

Los panelistas hablaron de las consecuencias que tendrá la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, promulgada el 17 de abril.

En las reformas se creó el padrón con el número de línea, fecha de activación, nombre del usuario, su Clave Única de Registro de Población (CURP) y sus datos biométricos, como la huella digital y el iris.

“El registro del número de una línea telefónica móvil en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil será obligatorio para el usuario, que deberá proporcionar identificación oficial, comprobante de domicilio y datos biométricos para la activación del servicio de la línea telefónica móvil, en términos de lo establecido en la presente ley y en las disposiciones administrativas de carácter general que al efecto emita el Instituto Federal de Telecomunicaciones”, dice el decreto, tras una reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR).

El Padrón Nacional obligará a todos los usuarios a entregar información precisa al momento de registrarse:

    Fecha y hora de la activación de la línea celular

    Nombre completo y razón social

    Nacionalidad

    Número de identificación oficial y CURP

    Domicilio

    Esquema de contratación (plan o prepago)

Con esta medida, concesionarios y gobierno dejaran sin el servicio a aquellas personas que no proporcionen sus datos en un plazo de dos años para líneas preexistentes y de seis meses para nuevas líneas.

Por lo pronto, la reforma está suspendida de forma indefinida desde el 27 de abril por el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones, que considera que la norma viola derechos de usuarios y no disminuirá los delitos.