Este jueves la Bundesliga emitió un comunicado en el que establece un nuevo confinamiento para los clubes de primera y segunda división alemana que duraría sólo los últimos días del campeonato. Se trata de una medida denominada “campos de entrenamiento en cuarentena” o lo que es igual a una burbuja de seguridad.

Fue la misma competición el ente encargado de tomar la decisión para evitar cualquier el aplazamiento de los partidos por culpa del coronavirus, además de que así se asegura que el campeonato termine según su calendario y evita problemas de cara al inicio de la Eurocopa, que arranca el 11 de junio.

Antes de ‘ingresar’ a este campus de entrenamiento, los jugadores y entrenadores tendrán que respetar una especie de cuarentena a partir del 3 de mayo que, según enunció la Bundesliga, servirá para “reducir los contactos y minimizar aún más el riesgo de contagio”. En este periodo, los confinados deberán permanecer de forma exclusiva “en el ámbito doméstico, en el campo de entrenamiento o en el estadio”.

Será a partir del 12 de mayo –y durante al menos 10 días- que los 36 clubs deberán aislar a sus plantillas dentro de unas burbujas cuyas salidas quedarán limitadas al máximo hasta la última jornada, por lo que se espera que la medida sea vigente hasta el próximo 22 del mismo mes.

Cabe mencionar que esta reacción de la Bundesliga se debe al cúmulo de casos positivos por Covid-19 en las últimas semanas, por lo que se ven en la necesidad de repetir el mismo procedimiento que hace algunos meses les permitió ser la primera liga que retomó actividades tras el parón sufrido a causa de la pandemia.

Foto: Twitter