El ex policía Derek Chauvin fue declarado culpable por la muerte del afroamericano George Floyd bajo los cargos de asesinato en segundo grado, de acuerdo con el jurado del caso; el ex agente podría enfrentar hasta 40 años en prisión.  

No obstante, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero. Además, está acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario tras tres semanas de juicio.  

El abogado de la familia de George Floyd, Ben Crump, aseguró que el veredicto y la eventual sentencia contra Chauvin es un "punto de inflexión en la historia", principalmente para el racismo policial. "La justicia obtenida con dolor finalmente ha llegado para la familia de George Floyd", tuiteó Crump.  

"Este veredicto es un punto de inflexión en la historia y envía un mensaje claro sobre la necesidad de rendición de cuentas por parte de las fuerzas del orden. ¡Justicia para el Estados Unidos negro es justicia para todo Estados Unidos!".  

El presidente de Estados UnidosJoe Biden, y la vicepresidenta Kamala Harris se comunicaron con la familia de Floyd tras darse a conocer el veredicto. El mandatario dijo que espera que el veredicto diera impulso a los esfuerzos de reforma policial del Congreso.  

El anuncio del veredicto en contra de Chauvin, mantuvo en vilo a los Estados Unidos comenzando por la ciudad de Minneapolis, ya que una probable exoneración irremediablemente desataría una ola de protestas violentas en muchas ciudades, iniciando en donde se celebró el proceso, donde se hallan poco más de 3 mil miembros de la guardia nacional listos para ayudar a la policía local en caso de disturbios.  

Con información de Milenio Noticias