Fueron agregadas 116 entidades por el SAT al listado de presuntas empresas factureras, también conocidas como empresas fantasmas, debido a que emitieron comprobantes fiscales sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes.  

Entre las empresas listadas, se encuentran personas físicas, consultoras, arrendadoras, empresas de asesoría, constructoras, de servicios aduanales, comercializadoras, despachos de contadores, empresas de logística, entre otras.  

Se les colocó en el supuesto de presunción y se le notificó a cada una de ellas el oficio individual de presunción, en el cual se pormenorizaron los hechos particulares por los cuales se les consideró procedente la referida presunción.  

Cada uno de los contribuyentes que se mencionan en el listado tiene un plazo de 15 días hábiles, contados a partir de que surta efectos la última de las notificaciones, para presentar la documentación e información que considere pertinente para desvirtuar los hechos pormenorizados.  

El SAT indicó que se hace porque es de interés público que se detenga la facturación de operaciones inexistentes y que la sociedad conozca quiénes son aquéllos contribuyentes que llevan a cabo este tipo de operaciones.  

Con información de Milenio