La ausencia de legisladores frenó la corrección “fast-track” de la Ley del Notariado, del gobernador Miguel Barbosa Huerta y la renuncia del magistrado Jorge Cruz Bermúdez al TSJ.


La Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso local no sesionó este miércoles por falta de quorum, ya que solo se presentaron dos de los siete integrantes.

Tres legisladores se encuentran fuera de funciones porque buscan una candidatura: Tonantzin Fernández Díaz (de Morena); Mónica Lara Chávez (PT) y Javier Casique Zárate (PRI).

Los panistas Mónica Rodríguez Della Vecchia y Marcelo García Almaguer presentaron justificante para no sesionar, así que solo pasaron lista la presidenta Vianey García Romero (de Morena) y Juan Pablo Kuri Carballo (PVEM).

En la sesión se pretendía aprobar en “fast-track” las reformas que ayer envió Barbosa Huerta para su Ley del Notariado, aprobada apenas hace una semana.

También se aprobaría la renuncia de Jorge Cruz Bermúdez al cargo de magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), quien arribó al cargo el 31 de agosto de 2018 y ahora lo dejó tras ser denunciado por presunto desvío de recursos a su paso por el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Tras avalarse en comisión y en el pleno la renuncia del también exdirigente del PRD, Barbosa Huerta propondrá una terna  para relevarlo y el Congreso local concretará la designación.

“Parches” a Ley del Notariado

Con las reformas a la Ley del Notariado Barbosa Huerta busca endurecer parcialmente algunos requisitos que él flexibilizó con su nueva ley.

El mandatario busca que para obtener una notaría se requiera una antigüedad mínima de diez años ejerciendo la abogacía y aprobar el examen con una calificación mínima de 8.

La ley anterior exigía un título profesional con antigüedad de diez años, pero Barbosa Huerta simplemente eliminó este requisito y ahora quiere aplicar la antigüedad únicamente en el ejercicio de la profesión, sin precisar cómo se acreditará.

La calificación mínima de 8 se exigía en la ley anterior, pero el gobernador la redujo a 7, así que únicamente regresará el requisito a como estaba.

También prevé reformar el artículo 66 de su ley para ampliar de 30 a 50 el número de temas a abordar en los exámenes.