En el primer bimestre de 2021 la epidemia de coronavirus fue preocupante para los religiosos católicos debido a que el número de contagios y decesos aumentó hasta alcanzar los 230 decesos, informa el Centro Católico Multimedial.

La cifra implica que 63 por ciento de las arquidiócesis y diócesis del país "han sido impactadas por el deceso de al menos uno de sus clérigos o agentes de pastoral", reportó el centro católico.

Reconoció que la iglesia en México tardará en recuperarse del golpe que representa el número elevado de vidas humanas perdidas entre sus agremiados.

De los 230 religiosos fallecidos 5 obispos, 207 sacerdotes, 11 diáconos y 7 monjas.

El mayo aumento de fallecidos fue en las arquidiócesis de Guadalajara, México y Morelia: hasta el 15 Reporte del Centro Católico Multimedial la arquidiócesis de Puebla era la circunscripción con el mayor número de decesos; sin embargo, en este reporte la arquidiócesis de Guadalajara perdió a 14 ministros en un lapso que va del 8 de enero al 24 de febrero.

De acuerdo con el mismo informe, el incremento de los decesos se dio particularmente por el aumento de contagios que, según las autoridades del arzobispado de Guadalajara, pudieron llegar hasta los 200 casos.