Un tribunal en París halló culpable de corrupción y tráfico de influencias al expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy y lo condenó a 3 años de cárcel.

El exmandatario tendrá que aceptar al menos un año de prisión de los 3 a los que fue condenado.

El tribunal dijo que el exmandatario tendrá derecho a solicitar permanecer detenido en su casa con un brazalete electrónico durante los dos últimos años de su condena.

El tribunal de París dictaminó que hubo un "pacto de corrupción" entre el mandatario de 66 años, su abogado habitual Thierry Herzog y el exmagistrado Gilbert Azibert, que fueron condenados a la misma pena.

El político de 66 años, que fue presidente de 2007 a 2012, fue condenado por tratar de obtener ilegalmente información de un magistrado de alto rango en 2014 sobre una acción judicial en la que estuvo involucrado.

Sarkozy enfrentará otro juicio a finales de este mes junto con otras 13 personas acusadas de financiamiento ilegal de su campaña presidencial de 2012, según información del diario El Universal.