Lo que pudo ser un auténtico festín de goles favorable a la localía, terminó por ser una victoria sufrida debido a la muralla que significó la figura de Luis Malagón en el arco. El Club Puebla sacó una sufrida victoria ante Necaxa este viernes en el Estadio Cuauhtémoc, tras rescatar el 1-0 en la Jornada 8 del Guard1anes 2021.

Durante el primer tiempo los dirigidos por Nicolás Larcamón lucieron un muy buen futbol recorriendo la pelota de lado a lado y generando oportunidades de llegada constantes. No obstante, el arquero necaxista de 23 años y convocado a Selección Preolímpica impidió cada una de las acciones poblanas que pudieron terminar rompiendo el cero desde muy temprano.

 

Una acción de Christian Tabó al minuto 53 pudo poner en ventaja a la Franja. Sin embargo, la suerte jugó del lado del rayo cuando el tiro potente que mandó de tres dedos terminó por reventar el palo de Malagón, sumándose a las anotaciones que no quisieron entrar.

Como las buenas acciones simplemente no entraban en el arco visitante tuvo que venir una curiosa y mordida pegada de Emmanuel Gularte para que el Puebla hiciera justicia a su juego y se fuera al frente en el marcador al 54’.

Después de un par de toques fuera del área y un centro desde banda izquierda, el defensor central recibió el esférico y trató de rematarlo de primera, pero su disparo alcanzó a tomar un efecto inesperado que cambió la trayectoria para finalmente vencer a Malagón.

Al verse rebasados en la pizarra, los necaxistas se atrevieron a ir hacia adelante y pusieron por primera vez en el partido a trabajar a Antony Silva, arquero poblano, quien tuvo que salir de cambio debido a que se lesionó la rodilla en la única atajada donde se le exigió.

Cuando el reloj marcaba 74 minutos, Larcamón mandó a Daniel Aguilar, Gustavo Ferrareis y Daniel Álvarez al campom, sacrificando a quienes probablemente eran sus mejores hombres sobre el campo: Christian Tabó, Omar Fernández y Maximiliano Araújo.

Los cambios desequilibraron terriblemente a los camoteros y las llegadas visitantes se intensificaron al grado de que la localía tenía a sus once hombres defendiendo su propia área.

Aunque el final fue bastante cardiaco, Puebla se quedó con los tres puntos con una destacada actuación de Salvador Reyes y Daniel Álvarez. La victoria los coloca momentáneamente en la posición número 4, es decir, zona de clasificación directa en la Liga MX.

Foto: Agencia Enfoque